Mario Valiente: Definiciones de uno de los referentes peronistas de Unión Pro Campana

"Felipe Solá tiene todas las condiciones para liderar la reconstrucción del Peronismo de la provincia y ponerlo de pié ante quién sea"
Alguna dirigencia Pro, sin llegar a ser gorila, tiene marcada animadversión al Peronismo.

A nosotros no nos bajaron ningún tipo de recurso local. Todo el apoyo fue para la lista Pro.

El Peronismo de Unión Pro no es furgón de cola de ningún otro proyecto político del espacio común.

Quienes estamos con Felipe, tampoco somos parte de ninguna derecha vernácula. Somos peronistas.

Felipe quedó subestimado ante la farándula, los asesores de Macri y la billetera de De Narváez.

Luego del triunfo Francisco se dio cuenta que el peronismo es eje de Unión Pro y cambió su posición.

Solá es el dirigente mejor preparado del peronismo bonaerense para ser Presidente de la Nación.

Desde Unión Pro nosotros acompañamos el proyecto Felipe Presidente-Francisco Gobernador.

Luego del reciente encuentro de dirigentes de Unión Pro realizado en la ciudad de La Plata, donde luego de algunos cabildeos se volvió a ver juntos a Felipe Solá y Francisco De Narváez, estuvimos conversando con Mario Valiente, uno de los referentes peronistas de Unión Pro Campana.

¿Se ha reunido con Felipe Solá luego de la elección?

Sí, junto a un grupo reducido de compañeros de la 1ra. Sección electoral hemos hecho un análisis crítico de la campaña y del rol del Peronismo dentro de Unión Pro.

¿A que conclusiones se llegó en dicho análisis?

Primero que el gesto de grandeza de Felipe al aceptar el segundo puesto de la nómina de candidatos a diputados nacionales, no fue entendido ni valorado en su verdadera dimensión.

Luego la impronta farandulera mediática de la TV, la errónea idea de los asesores de Mauricio que el peronismo ya no era atractivo para las clases medias e independientes, la billetera de Francisco y la estrategia de campaña, terminaron como subestimando el rol de Felipe y del peronismo que lo acompañaba. Sentimos la sensación que se pretendía esconder el componente peronista de Unión Pro.

Sin embargo la figura de Felipe Solá y la de otros compañeros, como Claudia Rucci, volcaron mucho voto peronista que fue clave para el triunfo, como el caso del 2do cordón del conurbano bonaerense, donde el Kirchnerismo no pudo sacar la ventaja que pretendía para definir la elección a su favor.

El mismo efecto se notó en el resto del electorado peronista de la provincia, donde además nuestros dirigentes locales hicieron en mayor o en menor medida un importante aporte para el triunfo general.

¿Esa subestimación de la que UD. habla, también ocurrió en otros niveles?

Sí, en general durante la campaña hubo un enorme sacrificio del peronismo de Unión Pro, que vio a muchos de sus dirigentes marginados de las nóminas de candidatos, que vio caer listas distritales completas y que se vio desplazado y discriminado. A pesar de ello se siguió trabajando, colaborando, movilizando y fiscalizando para el triunfo.

¿En Campana ocurrió algo parecido?

En Campana solo tuvimos la suerte que no nos bajaran la lista peronista, como si ocurrió en otros lugares. Por lo demás, como el caso de los recursos, sufrimos un trato discriminatorio respecto de la lista Pro, hecho que se vio reflejado en la campaña y que posiblemente haya influido en el resultado.

¿Entonces no todo es color de rosa dentro de Unión Pro?

No ha sido, no es, ni será fácil la convivencia interna dentro de Unión Pro. Lamentablemente alguna dirigencia pro, sin llegar a alcanzar una postura claramente gorila, tiene una marcada animadversión al peronismo. Además algunos creen equivocadamente que el peronismo del espacio común es el furgón de cola de su propio proyecto político.

Quienes estamos con Felipe no somos parte de ningún proyecto de la derecha vernácula, somos solo peronistas, que aliados al Pro protagonizamos la derrota del kirchnerismo en la provincia y que a partir de allí proponemos ideas y hombres para recuperar el movimiento nacional y su verdadero rol en la vida de la provincia y de la nación.

¿Cómo está hoy la relación interna en Unión Pro?

Hoy entendemos que las cosas están llegando a un justo equilibrio. Luego del triunfo le hemos demostrado a Francisco que el peronismo es el eje de Unión Pro y el parece haber replanteado su posición. En el 1er. encuentro de dirigentes que se realizó recientemente en la Plata creemos que la cuestión quedó más clara. Francisco recordó que "llegó a la política nacional de la mano de Chiche Duhalde como candidato por el partido peronista". Dijo "Soy peronista y seguiré siendo peronista". Aclaró que el Pro ha sido solo un "aliado" en esa estrategia del 28 de junio. Propuso que "Unión Pro tiene dos candidatos a presidente, Felipe Solá y Mauricio Macri" y terminó convocando "para el 17 de octubre a un encuentro del espacio para festejar el día de la Lealtad Peronista".

¿Eso fue parte de un acuerdo para no romper Unión Pro?

Nosotros no planteamos ninguna ruptura. Simplemente un replanteo del verdadero sentido ideológico, doctrinario y político del espacio y en consecuencia nuestro rol en el mismo. En ese reclamo parece que fuimos entendidos y así quedó expresado públicamente por el propio Francisco.

Siempre sostuvimos que el Pro era un aliado. Que a través del espacio común canalizamos nuestra disidencia peronista con el modelo K y con la postura obsecuente de las candidatos testimoniales. Que a partir de allí y una vez dadas las condiciones, nos proponíamos recuperar el movimiento y el PJ. Que con Mauricio, Francisco y Felipe teníamos liderazgos para competir y ganar en la Ciudad Autónoma, en la provincia de Buenos Aires y en la Nación. Que el eje central del sector era el peronismo y que a partir de allí se podrían sumar todos los aliados que quisieran acompañar.

¿Cómo queda entonces el tema de los liderazgos en relación al 2011?

Nosotros consideramos que Felipe Solá es un representante natural y auténtico del peronismo bonaerense. Un hombre joven y con suficiente historia peronista, que conoce el movimiento y su mecánica interna. O sea que tiene todas las condiciones para liderar la reconstrucción del peronismo de la provincia de Buenos Aires y ponerlo de pié ante quién sea.

Además Felipe tiene una rica experiencia de gestión. Gobernó en un momento difícil la provincia más grande del país y se retiró con un gran grado de aceptación. Cuando tuvo que presentarse a la consideración de la gente siempre fue un ganador y el 28 de junio fue partícipe de uno de los triunfos más trascendentes de la historia electoral bonaerense. Por todos estos motivos y otros que sería largo enumerar, consideramos que Felipe Solá es el dirigente mejor preparado del peronismo bonaerense para ser Presidente de la Nación. En el marco de esta idea y para cerrar un proyecto que debe estar en línea con la provincia de Buenos Aires, estamos bien predispuestos para acompañar la candidatura del compañero Francisco De Narváez a la gobernación de la misma. Por ahora esa es nuestra propuesta.

Comentá la nota