Mario Bracciale encabezará por Unión PRO y Beatriz Fernández fue relegada al tercer lugar .

Desde el espacio coincidían en no quitarle el "dos" a Claudio Ersinger. De esta manera, se disminuyen las chances de la ex presidenta del Concejo de regresar al Legislativo local. Bracciale fundamentó la caída de Levigna en "la búsqueda de consenso
Mario Bracciale encabezará la lista de concejales por el properonismo local, Claudio Ersinger irá segundo y Beatriz Fernández quedó relegada al tercer lugar, confirmaron anoche desde el espacio.

De esta manera, se cerró la nómina del sector, que tuvo idas y venidas desde el miércoles pasado hasta ayer, cuando se llegó a un consenso, con el apremio de la Justicia Electoral bonaerense.

La más perjudicada con el nuevo orden es la ex presidenta del Concejo Deliberante, Beatriz Fernández, ya que la fuerza había anunciado que encabezaría la lista, y sin embargo ahora depende de una gran elección para regresar al Legislativo local.

Tal como anticipara este Diario en su edición del jueves, Bracciale se quedó con la vanguardia de la nómina. Era el candidato natural desde la conformación del espacio, a pesar de que su aspiración era alcanzar una senaduría provincial. Con Alfredo Meckievi como cabeza en la Quinta y Gastón Guarracino en el segundo lugar (dos nombres que por su peso político siempre fueron inamovibles), más el atenuante del cupo femenino, Bracciale, por decantación, regresó a la palestra política tandilense, tras finalizar su mandato en el Deliberativo en 2005.

En el medio, también estuvo el "manoseo" a Javier Levigna, a quien el médico peronista le ofreció encabezar. "No hubo consenso al respecto", señaló Bracciale anoche, en una clara alusión a que el ex candidato a intendente en 2007 fue vetado por una de las tres patas de la alianza (léase el felipista Roberto Mouillerón), y obviando el difícil escenario seccional que tuvo en contra desde un primer momento.

"Se dieron las

circunstancias"

Multimedios El Eco reunió a los tres candidatos en el programa "Eco Noticias", que se emite por la pantalla de Eco TV de lunes a viernes de 21 a 22.

Bracciale quiso ponerle fundamento a semejante cambio de rumbo en el espacio: "Estas son candidaturas que después, en Buenos Aires, se van a armando. Se envió primero una lista y luego otra. Pero el consenso se generó desde Tandil. Se dieron las circunstancias y asumimos el desafío", soltó sobre su postulación.

Sobre su proyecto de llegar al Senado bonaerense, afirmó: "Lo que pienso, y lo sigo sosteniendo, es que Tandil debe tener un lugar de privilegio en la Quinta Sección Electoral, que hoy lo ocupa Carlos Fernández en otra lista. En Unión PRO no hubo un proceso interno ni se iba a dar. Los tres primeros puestos estaban totalmente cerrados. Uno podía especular con un cuarto o quinto, pero sabiendo que no íbamos a entrar ni remotamente".

Fernández, la candidata que se llevó la peor parte en este armado, manifestó que "el tema de la política no siempre es fácil de explicar" y agregó que una de las ideas base del proyecto fue que "Mario tuviese un lugar en la Quinta Sección Electoral".

Sin embargo, luego afirmó que en estas cuestiones "salen los egos y las grandezas. Me he cansado de pedirle a Mario que nos acompañe en la lista local, porque lo de la Quinta iba a ser muy difícil. Pero habíamos establecido con Claudio Ersinger que él iba quedarse con la representación en segundo término. Y yo soy una mujer de principios y de palabra".

El dos, la fija

Sin padrinos políticos de peso y representando al espacio de menos poder y trayectoria en Tandil, Claudio Ersinger se aseguró el segundo lugar en la lista, una expectante posición con vistas a los comicios.

El dos no se lo iban a quitar al productor lechero. Tanto felipistas como denarvaístas saben los votos que puede aportar, tras su irrupción pública como consecuencia del conflicto agropecuario.

"La política y la sociedad buscan nuevos referentes. Seguramente que la trayectoria y el peso que pueden tener Mario y Beatriz son infinitamente superiores a los míos. Pero los partidos buscan unos cuantos aspectos a tener en cuenta de cara a las elecciones que se vienen", aseveró Ersinger.

Para el cierre, Bracciale intentó darle una explicación a la baja de Javier Levigna en el espacio y evitó responder a las críticas que el veterinario le hizo en este Diario. "Ha sido nuestro nombre hasta la semana pasada, pero quedó en esa búsqueda de consenso que no se ha podido lograr. No he hablado personalmente con él. Le dejé un mensaje, pero no me lo ha contestado".

Comentá la nota