Mario Adaro: "La primera víctima del caso Cadillacs es el Gobierno"

El ministro de Gobierno hizo estas declaraciones luego de reunirse con el jefe de fiscales, Rodolfo González, tras el allanamiento a la Fiscalía Especial a cargo de Eduardo Martearena, quien investiga el subsidio que dio el Gobierno para la actuación del grupo en febrero, según informó Radio Nihuil.
El ministro de Gobierno, Mario Adaro, aseguró hoy por Radio Nihuil que la primera víctima del caso Cadillacs es el Gobierno Provincial. Lo hizo luego de reunirse con el jefe de fiscales, Rodolfo González, y el subsecretario de Justicia, Sebastián Godoy Lemos, tras el allanamiento realizado el miércoles en la Fiscalía de Eduardo Martearena, quien investiga el subsidio del Gobierno al grupo de rock.

El ministro agregó que el Ejecutivo también es el principal perjudicado por la medida ordenada por la fiscal Virginia Rumbo.

Al mismo tiempo, Adaro le solicitó a Martearena que deje de "hacer declaraciones bíblicas" para atenerse estrictamente a lo jurídico.

Es que el fiscal especial había dicho, mientras realizaban el procedimiento en su oficina: " Abrieron las puertas del infierno, ahora aténganse a las consecuencias".

La reunión fue en la oficina de González, en el 4º piso de Tribunales donde el procurador se mostró notablemente enojado por el escándalo del allanamiento al fiscal especial Eduardo Martearena ocurrido el miércoles pasado.

"El ministro vino a hablar conmigo de distintos temas, pero quiso señalar su preocupación porque no se vea involucrado el Gobierno en esta medida judicial que llevó a cabo la fiscal Virginia Rumbo en la Fiscalía Especial", dijo González a UNO.

De esta manera el Gobierno quiere dejar en claro que ellos no intervinieron de ninguna manera en el allanamiento.

Rodolfo González sostuvo que tiene que pedir la información del operativo y de las actuaciones que hizo Virginia Rumbo para conocer qué medida llevó a cabo el juez, con qué autorización y si fue de manera correcta o incorrecta.

Comentá la nota