Los marineros marcharon al palacio comunal

Cerca de 300 marineros marcharon ayer hacia el Municipio de Puerto Deseado para peticionar un fondo anticrisis por la finalización de las zafras del calamar y el langostino. Esperaban una respuesta del intendente Luis Ampuero.
Los trabajadores marítimos que de manera espontánea se reunieron primero frente al Municipio fueron luego recibidos en la sala San Martín por el intendente Ampuero, allí el mandatario municipal tras comunicarse con autoridades provinciales les señaló que la única posibilidad era que se hiciera una lista con 50 marineros ya que la Provincia no contaba con presupuesto para brindarles la ayuda económica a la totalidad de los trabajadores.

Por su parte Gustavo Donato, delegado del SOMU local señaló que el compromiso que se había firmado en octubre con el Gobierno era que por un monto de mil pesos a todo el personal embarcado pero finalmente ese compromiso no se cumplió, "nosotros firmamos junto con todos los gremios, las empresas y el Gobierno en la ciudad de Buenos Aires un acta donde se comprometen a entregar un fondo a los trabajadores porque ahora las dos zafras concluyeron y ninguno de los muchachos cuenta con dinero".

En tanto un marinero señaló que se espera que el dinero que les otorgue la provincia sea para todos los trabajadores y no para algunos: "los muchachos estamos con la postura firme de que el subsidio tiene que ser para todos y no solo para 50 personas como manifestó Ampuero, por eso en caso de no tener una respuesta favorable en el día de mañana (por hoy) estaría viajando una comisión para dialogar con el Subsecretario de Trabajo y así buscar una solución urgente a este problema porque no puede ser que nos discriminen", señaló.

Comentá la nota