Marinero denunció depredación de langostinos en el caladero de Chubut

Mientras los últimos buques que operan sobre el langostino en aguas de Chubut estarían llegando a puerto en las próximas horas dando así por finalizada la zafra del crustáceo en aguas jurisdiccionales, un trabajador marítimo que participó en operatorias de pesca envió a este diario material fotográfico que asegura da cuenta de una depredación sobre el recurso.
Si bien las fotos acercadas por el trabajador que prefirió mantener su nombre en el anonimato no consignan fecha ni nombre del buque donde fueron tomadas, aseguró que se trata de uno de los tantos lances efectuados durante los últimos días de pesca en aguas de la provincia de Chubut.

Stecconi privilegia la mano de obra

El marinero que se comunicó con Crónica dijo además sentirse preocupado porque durante las operaciones de pesca las redes tangoneras izadas a bordo traían una gran concentración de juveniles que eran devueltos al agua ya sin vida, configurando así una depredación sistemática que sin dudas verá comprometida la abundancia de la zafra 2010, puesto que "ese langostino chico que fue capturado ya no podrá continuar su ciclo biológico".

Por su parte, el secretario de Pesca de la provincia de Chubut negó que la flota haya realizado maniobras de depredación puesto que la gran mayoría de buques llevan observador a bordo y no se recibió informes negativos que dieran cuenta que se estaba arrojando langostino de tallas no comerciales al agua, según aseguró.

Stecconi dijo en declaraciones periodísticas que las operaciones de la flota no atentaba contra la sustentabilidad de la zafra 2010 y se mostró más bien partidario de una finalización de zafra de manera gradual y paulatina al no permitir el despacho de nuevos buques a la zona de pesca buscando, de ese modo, que el buque que haya completado bodega no retorne a zona sino que permanezca amarrado.

Entre los argumentos técnicos para justificar que las aguas de Chubut aún para esta fecha permanezcan abiertas, el funcionario destacó la mano de obra que sostiene el langostino en las plantas que actualmente están pasando un momento sensible.

Niegan depredación

Al menos 3 armadores de empresas con asiento en Puerto Madryn negaron que haya depredación en el caladero del Golfo San Jorge, aunque admitieron que quizás exista "un par de capitanes inconscientes que se niegan a cambiar de zona cuando se encuentra ante una mancha de langostinos juveniles".

En ese sentido, el responsable de un buque que por estas horas retornó a puerto, en comunicación con Crónica detalló que "es posible que algún capitán haya tocado una mancha de pescado chico, pero la mayoría cuando eso ocurre cambia de zona porque inclusive no es negocio pescar juveniles; los pescadores queremos llenar las bodegas lo más pronto posible y cuanto más grande sea el pescado mucho mejor porque es el que mas valor tiene en el mercado". (M.P)

Comentá la nota