Marín confía en que está cerca la medida para que salga a remate el Policlínico Ferroviario

El médico afirmó que en el juzgado le transmitieron "la intención de darle fin" al proceso abierto por el remate del predio. Una vez que salga a remate, infiere que no se presentarán oferentes que no tengan intención de reabrir el centro asistencial. "Me da la sensación de que las cosas se están poniendo del lado de la gente", dijo.

Edgardo Marín, copropietario del Policlínico Ferroviario, se mostró ayer con "más ánimo", tras haber participado el último viernes de audiencias convocadas por organismos judiciales en la ciudad de Azul.

Explicó a Multimedios El Eco que "tuve unas charlas con el juzgado, bastante tranquilas, planteando mis inquietudes y deseos" y agregó que "he recibido la intención del juzgado de darle fin a esto, en virtud de los tiempos transcurridos".

Se refirió así al diferendo con sus socios, que no quieren venderle su parte del edificio, y añadió que "creo que a la brevedad tendremos resoluciones más concretas para definir, de una vez por todas, este proceso que ya lleva años".

Marín estimó que se determinaría finalmente la subasta del predio y que "el que tenga el interés de compra, lo comprará y se acabará el problema".

"Me dio la sensación de que en el juzgado está la idea de que esto se termine y se tomen los pasos procesales. Ante las sentencias, creo que en muy corto tiempo se resolverá y se pondrá fecha de remate y allí no se acabó, sino que empieza la historia", afirmó.

Sin lugar a dudas

Consultado sobre si se consideraba el próximo propietario del predio, Marín dijo: "¿Caben dudas? Obviamente. Hay que tener espaldas y voy a aportar lo mío".

Se manifestó "convencido de que las batallas se pierden cuando se abandonan. A ésta no la abandoné sino que la tomé como algo que va más allá del mero negocio, sino como algo personal. Hay cosas que no tienen valor. ¿Qué valor se le puede dar a una ilusión, a unas ganas, a gente que, como los viejitos de Villa Italia, se levantó? Eso no tiene precio y quisiera saber quién va a ir a ese remate a querer hacer otra cosa que no sea un policlínico".

"Me da la sensación de que las cosas se están poniendo del lado de la gente", dijo posteriormente y evitó adelantar fechas de una posible subasta, ya que debe ser determinada por el juzgado.

"Me da la sensación de que no habrá más dilaciones, que todas las partes del expediente se expresaron y llegamos a un fin. Se prendió una luz: espero que sea una luz de esperanza y no un tren que viene de frente".

Comentá la nota