Marín apuntó al vernismo por la censura en el congreso de JP

El presidente del Partido Justicialista cada vez oculta menos su malestar con el actual senador. El sábado, en Quehué, la Plural impidió que hablara en un encuentro de la Juventud Peronista.
"Me da lástima por el presidente de la JP, pobrecito, pero había una persona que le negaba desde abajo". Rubén Marín, fiel a su estilo, no dio nombres y se excusó en su clásico "No soy buchón", pero dejó en claro que hay dirigentes de la Línea Plural que están haciendo todo por boicotear la endeble alianza que lo llevó a la presidencia del Partido Justicialista. Esos mismos, dijo, impidieron que él diera un discurso ante las 500 personas que se reunieron en Quehué durante el Congreso de la Juventud Peronista.

El cuatro veces gobernador de La Pampa sabe, pero no lo dice abiertamente, que detrás de esas maniobras está el vernismo y detrás del vernismo está el hombre con el cual viene rivalizando desde mediados de los noventa, el piquense Carlos Verna. Sin embargo, ayer estuvo muy cerca de cruzar esa línea. En declaraciones a Radio Noticias, el histórico dirigente aseguró que no habla con Verna y que sólo le interesa dialogar con los peronistas. Antes había dicho que quienes lo atacan nunca habían trabajado para el peronismo.

Marín aseguró que el Congreso estuvo "muy lindo", con una concurrencia masiva y un documento que dio un apoyo total al presidente del partido en el ámbito nacional, Néstor Kirchner; a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández; y a él mismo, como titular del PJ pampeano. En cuanto a su posibilidad frustrada de dirigirse a la juventud, manifestó que era un emergente de un problema interno pero no de la JP sino de "algunos dirigentes mayores". "No les gusta la unidad del peronismo, calculo que están trabajando para la oposición", disparó.

-¿No es una entelequia la unidad del peronismo en estas circunstancias?

-A nivel de algunos es más o menos así. Más aún, a nivel de algunos no sólo es una entelequia, sino que ponen todo el esfuerzo para que no se produzca, con una irresponsabilidad total de creer que acá hay que agarrar el bombo, cantar la marcha y ya se ganan las elecciones. Es una irresponsabilidad total, pero yo no voy a ser el que se lleve puesto al peronismo, ni mucho menos. Si la actitud de algunos dirigentes es boicotear al peronismo, que sean ellos los que asuman la responsabilidad.

-¿Usted dice que hoy, en la Línea Plural, son mayoría los que quieren dividir al peronismo?

-No lo sabría decir. En el peronismo, en general, más allá de alguna dirigencia, quieren la unidad y el esfuerzo que uno hace es por ellos, no por los cuatro o cinco que no sé cómo llamarlos. Esto es lo que le molesta a la gente, porque no pueden ir a un acto y bancarse a la gente.

-¿Habló con Verna en las últimas horas?

-No.

-Evidentemente, es lo que está faltando.

-Macanudo, si quiere dialogar, él sabrá dónde estoy.

-Por lo visto no hay interés de Verna en hablar con usted.

-De acuerdo. Y el mío, si él no habla, es exactamente igual.

-¿Cómo puede ser presidente del peronismo sin hablar con el otro referente en términos de paridad?

-A mí, como presidente del peronismo, lo que me interesa es hablar con los peronistas. Es lo que estoy haciendo y es lo que seguiré haciendo, después ir a negociar o no ir, no me interesa.

-¿Verna está detrás de todas estas faltas de respeto hacia usted?

-Tendrían que preguntárselo a él. Al menos, cuando habló conmigo no fue así. De ahí en más, no lo sé, no conozco entretelones y no me interesa.

-¿No querrá algún sector de la Plural que usted se vaya?

-Es posible. Incluso hay algunos que toman actitudes como para que uno se vaya, pero yo voy a decidir si me voy o no, no me lo van a decir ellos.

Comentá la nota