Hay margen para unificar en el Chaco las elecciones si el jueves se sanciona la ley.

Si bien la dirigencia de la Unión Cívica Radical revalidó la convocatoria a elecciones internas previstas para el 24 de mayo, aún no descartó públicamente la unificación del calendario electoral si el jueves el Senado convierte en ley la propuesta de realizar los comicios nacionales el 28 de junio.

La dirigencia radical se prepara para dar las batallas electorales de este año buscando expresar centralmente el voto contra la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, más que enfrentando a los candidatos a diputados nacionales y provinciales que postule el Frente Chaco Merece Más.

Sin embargo en los últimos años prevaleció más el apoyo local que se dio a los candidatos a legisladores nacionales que la empatía que se puede tener o no con quien gobierna en el ámbito nacional, como sucedió en 2005 cuando Ángel Rozas fue electo diputado nacional con Néstor Kirchner en su plenitud política.

Habrá que ver cuál es el corte entre la intencionalidad de votar contra Cristina y los candidatos que impulse Capitanich. Así será otro duelo entre Capitanich y Rozas. ¿El ex gobernador volverá, otra vez, a ser candidato a diputado nacional ?

Nadie le cerraría el camino, pero preferiría a un hombre de campo en el primer lugar de la lista, y a la vez evitaría una exposición personal en una confrontación directa contra el jefe del oficialismo.

En espera

Hacia adentro y hacia fuera, la UCR intenta mostrar fortaleza ante el convite oficial de un solo turno electoral que implicaría el ahorro de recursos de dos convocatorias a las urnas. Como es natural, entre los dirigentes radicales hubo conversaciones pero todo quedó ahí: esperarán hasta el jueves.

En la UCR se busca arrancar de la mejor manera posible para dar una sensación contraria al respaldo que tiene la gestión del gobernador Jorge Capitanich, de acuerdo a sondeos de opinión pública que se difundieron y que le resultaron claramente favorables.

Se quiere mostrar que mientras Capitanich cerró filas con la presidenta ante el reclamo agrario el radicalismo fue el principal sostén político de quienes cortaron rutas y ahora propone que sus referentes sean candidatos a diputados nacionales y provinciales.

La consigna sería votar contra Cristina para votar contra Capitanich para subir la aceptación popular en base a un conflicto de territorialidad y solución política nacional, como se reclamó el jueves en la fracasada sesión de la Cámara de Diputados de la Nación.

En definitiva, apelar a lo que se tiene a mano: la adversaria es Cristina, Capitanich su representante local y los principales aliados de la UCR-Alianza Frente de Todos los productores agrarios que cortan las rutas con un rosario de reclamo, especialmente con la baja de la retención a la soja.

Sin embargo no hay una traducción mecánica de intencionalidades políticas, sean fundamentadas o no. De hecho el campo no es un solo bloque, aunque su dirigencia visible es la que va a los cortes de rutas. Un sector de campesinos no va a las rutas y también se va a expresar de algún modo en esto que recién comienza.

También cabe acortar el humor social no es el mismo de hace un año atrás: la gente no quiere los cortes de rutas, y aquí se persiste en esa metodología política violenta que no hace más que llamar a respuestas del mismo tipo, que es dable destacar que no se hayan producido hasta ahora.

Comentá la nota