Margarita Belén pavimentará 40 cuadras este año

"Es cierto que el pueblo está un poco desordenado y sucio, pero es por las propias obras que se están haciendo y también por las últimas lluvias", aclaró ante NORTE el intendente de Margarita Belén, Jorge Polich, quien ayer hizo un repaso por los proyectos cuya ejecución está a punto de iniciarse, como las 40 cuadras de asfalto de dos programas, uno nacional y otro provincial.
Además, el jefe comunal adelantó que para mayo espera inaugurar la renovada plaza central y también el nuevo pavimento en un acto para el que invitó al ex presidente Néstor Kirchner.

Entre las obras proyectadas para este año, el municipio espera concretar unas 40 cuadras de asfalto: 20 con fondos nacionales pertenecientes a un programa de la Secretaría de Obras Públicas y que habían sido anunciadas en 2007 por el entonces presidente Néstor Kirchner en su visita a la localidad; y otras 20 que comenzarán a ejecutarse en el marco del programa provincial Pavimento Urbano a Municipios.

También con fondos de la Nación comenzaron a ejecutarse las obras de remodelación de la plaza central y está previsto, para la próxima semana, el inicio de la construcción de un Centro Integrador Comunitario (CIC), con un desembolso de unos 800.000 pesos de la administración municipal.

"Estamos a punto de recibir los fondos para esas cuadras que prometió el ex presidente", aseguró Polich, al tiempo que reveló que antes de la ejecución de esas obras se terminaron los desagües pluviales en toda la ciudad, un trabajo previo y necesario para luego concretar el pavimento. "Hicimos primero una obra y ahora está por comenzarse la otra", remarcó.

Según adelantó el intendente, en un mes estaría comenzando la preparación del terreno para pavimentar las 20 cuadras que se harán con fondos nacionales y que se ejecutarán en el centro urbano. En tanto que las restantes, que pertenecen al programa provincial, se harán en los barrios Fonavi de la localidad. "En total vamos a hacer este año 40 cuadras", ponderó el jefe comunal.

Además, está en marcha la instalación de 16.400 metros de cañerías de la red troncal del acueducto, para posteriormente realizar las 572 conexiones domiciliarias. Se trata de una obra complementaria del ducto inaugurado en diciembre pasado y que fue dividida entre una empresa privada y una cooperativa de trabajo conformada por Sameep con obreros del pueblo. Según las previsiones del municipio, debería estar finalizada entre febrero y marzo.

Desagües y lluvias

Las obras de desagües pluviales fueron finalizadas el año pasado, con una inversión cercana a los 9 millones de pesos y como primera etapa previa antes de la pavimentación de las 20 cuadras prometidas por la Nación. La obra forma parte del denominado Programa Federal Contra las Inundaciones, ejecutado por la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Nación.

Rastros de la construcción de los desagües, sumados a la reciente finalización del acueducto Resistencia - Colonia Benítez - Margarita Belén, dejaron en malas condiciones a la mayoría de las calles de la ciudad, casi todas de barro o ripio. También por el efecto de las copiosas y permanentes lluvias que caen sobre la localidad.

"Ayer -por el martes- acá llovió 140 milímetros. Sólo en noviembre cayeron 800 milímetros, en diciembre hubo algunos chaparrones de escasa importancia y en enero otra vez tuvimos lluvias grandes que llevan acumulados alrededor de 600 milímetros", describió Polich.

En ese contexto, aseguró que "los desagües funcionan perfectamente porque si no, con esa cantidad de agua que cayó acá deberíamos estar inundados". Así, el intendente sostuvo que una limitante para los canales de drenaje es la altura de los riachos que rodean la ciudad; pero pese al elevado nivel, las aguas corren y la ciudad queda libre de agua en unas dos horas luego de cada precipitación.

Relación "tirante"

En otro orden, Polich dio cuenta de una relación "tirante" con el Concejo Municipal, integrado por tres concejales de distintos colores políticos. "En este momento son todos oposición, hasta el que llegó conmigo", lamentó el intendente.

Así, dijo que entre los proyectos "urgentes" resta aprobar el Presupuesto para el corriente año, de unos 8 millones de pesos, y también está en carpeta con objeciones de la oposición el plan para instalar un parque industrial.

Sobre este último tema, el jefe comunal aseguró que tiene el visto bueno del Consejo Federal de Inversiones (CFI), el ente que lo financiará, pero resta la venia del cuerpo deliberante municipal. "Así se hace muy difícil proyectar", remarcó.

Comentá la nota