En el marco del viaje al país oriental que organiza la SCIPA Diplomático de China se reunió con empresarios pilarenses

Explicó como relacionarse con empresarios de ese país, cuando llegue el momento de la Misión Comercial. Viajarán en mayo. “Una crisis, una oportunidad”, rezan desde la Sociedad de Comerciantes, organizadora del viaje.
Cómo romper las barreras idiomáticas, culturales y hasta de estilos en las negociaciones fueron los ejes centrales en los que se centró la visita del Consejero Económico y Comercial de la Embajada de China en la Argentina, Yang Shidi.

Es que en el marco del viaje a China que está organizando la Sociedad de Comerciantes de Pilar (SCIPA), el diplomático respondió a las preguntas de los empresarios y comerciantes que emprenderán el viaje de negocios en el mes de mayo.

En la reunión se abordaron el protocolo, el idioma, y, claro, las posibilidades que el mercado chino puede significar para los empresarios e industriales pilarenses.

El desayuno de trabajo se llevó a cabo el martes por la mañana en las instalaciones del hotel Howard Jhonson.

El diplomático señaló que “el comercio bilateral siempre fue creciendo y entre ambos países totalizó un monto de 9.900 millones de dólares, y en los primeros diez meses de 2008 esa cifra ascendió a 12.400 millones de dólares, con un crecimiento del 66.5% en comparación con el mismo período del año pasado".

En ese marco, la Misión Comercial organizada por la SCIPA a China busca aceitar mecanismos de intercambio comercial y productivo entre ambos países, y particularmente entre los empresarios de Pilar que viajarán a China en mayo de este año.

Es por eso que Shidi se refirió al trato entre ambos empresarios, que deberán sortear un obstáculo que no necesariamente debería ser un problema.

"Para los empresarios de ambos países es importantísimo el conocimiento mutuo. Al tratarse de países muy lejanos geográficamente, el intercambio personal aún no se dio lo suficiente, por eso se requiere esfuerzo constante, mucha paciencia, por las limitaciones de la distancia geográfica, las diferencias culturales y la barrera del idioma”, describió Shidi.

Desde SCIPA explicaron que cada uno de los inscriptos mantendrá reuniones con empresarios que podrían ser potenciales clientes, por lo que se trazará una agenda en común entre los empresarios locales y los chinos, para reunirlos en ronda de negocios.

Los interesados realizan una preinscripción y una vez que la confirman se comienza a trabajar con los posibles clientes que aguardan en China la visita de los empresarios locales, que se extenderá durante 10 días, en las ciudades de Beijing, Shangai, Fuzhou y Xiamen.

“Lo más relevante, es que con ese simple hecho (el de participar de la Misión) se puede comprender la magnitud de esa información, que le permite vender, comprar, hacer alianzas o adquirir know how en China a los empresarios”, señalaron los organizadores.

Comentá la nota