La CTA marchó y reclamó un "blindaje social".

La CTA marchó y reclamó un "blindaje social".
La CTA realizó ayer una nueva y multitudinaria movilización que desembocó en el ministerio de Trabajo, y reiteró su reclamo para que se le otorgue la personería gremial. Además, exigió medidas urgentes al Gobierno Nacional para que instrumente políticas activas contra la pobreza, como la asignación universal por hijo y un seguro de desempleo en el marco de su reclamo por un "blindaje social".
En el acto central que culminó pasadas las 5 de la tarde, Pablo Micheli de ATE y secretario Adjunto de de la entidad reiteró que para la central obrera "el hambre es un crimen" y marcó: "Más que nunca hay que fijar un seguro de empleo y de formación para combatir el desempleo y la pobreza".

A su turno, el secretario General, Hugo Yasky, insistió que la disputa por la personería gremial no es "la pelea por una caja sino por un legitimo derecho".

"Es inadmisible que en el país que es el principal exportador de alimentos del mundo, tengamos un 33% de pobres. Hay 13 millones de argentinos que no se enteraron que tuvimos 6 años de crecimiento a tasas chinas, ni recaudación record. Lo único que se enteraron es que no llegan a fin de mes y que si seguimos así no tienen futuro", agregó.

La CTA convocó ayer a marchas en diferentes capitales de provincias y tuvo su acto central frente a la cartera que comanda Carlos Tomada. El ministro fue increpado en varios de los discursos por las denuncias que realizaron dirigentes sindicales por despidos, como en el caso del Correo Argentino, hoy en manos del Estado.

También hubo cuestionamientos a la presidenta Cristina Kirchner por el tarifazo en las boletas de gas.

Comentá la nota