De Marchi se impuso en las internas del PD.

El oficialismo ganó con relativa comodidad pero aún no está todo dicho en el tercer distrito. Hoy habrá un recuento de votos.
Las bocas de los seguidores de Omar De Marchi no se cansaban de estar estiradas. Las sonrisas, los abrazos y las felicitaciones por el triunfo obtenido en las internas de ayer no se hicieron esperar en el búnker armado en un hotel cercano a la sede del partido Demócrata.

Hasta anoche, la lista Mendocinos por Mendoza le había ganado a "Cambio Partidario", liderado por Diego Arenas, en buena parte de la provincia. En el tercer distrito, no obstante, los últimos marcaban una votación muy ajustada por lo que el recuento deberá hacerse a partir de hoy de manera un poco más fina.

Para tener una certeza de cómo fueron los números finales, habrá que esperar hasta que la Justicia electoral se expida. Sucede que mientras los ganadores afirmaban que su triunfo había sido por alrededor del 75%, los perdedores (que no negaban ese puesto) desestimaban el porcentaje aunque eran incapaces de aportar un número más general.

"No estoy de acuerdo con esa cifra, ya que en varios sitios donde perdimos lo hemos hecho por un mínimo margen", confesó Héctor Francisco García Gabrielli, candidato a senador nacional por Cambio Partidario.

Más allá de estas diferencias, ambos grupos estimaron que la elección fue positiva. Por un lado, los que llevaban a Juan Carlos Aguinaga como figura principal resaltaban el triunfo en Junín y en el Este, donde siempre habían estado flojos por el liderazgo de Marcos Niven en la región.

Por el otro, el sector que responde al intendente sancarlino -Jorge Difonso- expresaba su satisfacción por haberse quedado con Las Heras y la pérdida, por escaso margen, en sitios como Maipú y Capital. Aquí, los ganadores se jactaron de haber roto con el liderazgo de muchos años de grupos más conservadores.

La lista opositora tuvo un claro triunfo en la zona del Valle de Uco (San Carlos y Tunuyán) confirmando el poder del actual intendente. Pero la satisfacción de los seguidores de De Marchi se centró en los "arrasadores" números logrados en Guaymallén. Como uno de los departamentos electorales más importantes en donde se jugó buena parte de la campaña, la lista Mendocinos por Mendoza se impuso ampliamente.

La pelea en este territorio se manifestó con los cánticos en pleno festejo en contra de Sergio Miranda, quien hasta hace poco pertenecía a la línea oficialista pero decidió cambiarse de bando.

Junín, en tanto, fue la otra frutilla del postre para los ganadores. Tanto, que De Marchi llegó hasta ese departamento a cumplir su promesa de ir a festejar el mismo día si el triunfo se hacía realidad. Del otro lado, Gabrielli señalaba prácticas poco convencionales y hasta dudosas por haber logrado ese puesto.

Así, Omar De Marchi saltaba en una pata y aseguraba que su conducción había sido reafirmada. Incluso, después de las críticas que recibiera de sus partidarios después de la participación de Aguinaga en el actual gobierno provincial. Por su parte, Diego Arenas y sus seguidores se mostraron conformes por el triunfo en "seis departamentos cuando antes sólo ganaban en San Carlos".

Habrá que esperar para las cifras finales debido a que ambas partes no acuerdan en la cantidad de departamentos que ganaron o perdieron; la lista de los demócratas para las próximas elecciones ya comienza a quedar firme. La idea es que, superado este paso, el centenario partido se ponga de acuerdo para trabajar en conjunto. El tiempo dirá si lo van a lograr.

Comentá la nota