Las marchas de los pasivos se suspenden hasta el 15 de febrero

A partir de la semana próxima, la plaza Independencia no se producirá una de sus imágenes típicas de todos los miércoles. Los jubilados transferidos no marcharán más hasta el 15 de febrero. La decisión, tomada ayer en una asamblea, responde a la conformidad de los pasivos con la recomposición de haberes para ese sector.
“Hasta la primera quincena de febrero no volveremos a la plaza”, confirmó Rodolfo Ernesto Cosiansi, referente del Movimiento Jubilados de la Plaza (MJP).

El jubilado recordó, también, que habían dispuesto un cese de las movilizaciones en diciembre, pero que luego volvieron a la calle, “porque se tomó conocimiento de las quitas que iban a producirse”. Se refería a los descuentos que se aplicó a los que ganan más de $ 2.500 y más de $ 3.000, en el adicional con el que se equipararán sus remuneraciones como si gozarán del 82% móvil.

Ahora, cesaron en la protesta porque el Gobierno se comprometió a que en marzo pagará esos adicionales sin descuentos. Para ello, se requieren $ 15 millones por mes, de los cuales la Nación aporta $ 9,1 millones. Hoy, el Gobierno local sólo aporta $ 3 millones, por lo que aplica quitas a los pasivos que ganan más.

“Gracias a la lucha y a las presiones realizadas, comenzaron a escucharnos y a recibirnos. Antes esto no pasaba”, puntualizó Cosiansi. Precisamente, manifestó que mañana volverán a reunirse con el vicepresidente primero de la Legislatura, Regino Amado, vocero del Gobierno en la negociación con los pasivos.

Cosiansi puntualizó, además, que la lucha del sector continuará con la demanda de que haya un blanqueo en los salarios de los trabajadores, lo cual se trasladará inmediatamente en una mejora de haberes para los jubilados. A la vez, continuarán exigiendo que se reconozca en la equiparación de remuneraciones para los transferidos la retroactividad de esos adicionales hasta mayo de 2003, inclusive.

Comentá la nota