Marcharon los hospitalarios en Cipolletti y se adelanta reunión con Gobierno

Trabajadores hospitalarios de toda la provincia confluyeron en Cipolletti como parte de su reclamo salarial. En el cierre de la jornada, Carlos Lasry, referente del nosocomio cipoleño y delegado de la interhospitalaria, anunció que "el lunes el Gobierno nos va a recibir en Viedma".
El adelantamiento de la fecha de reunión fue gestionado junto a algunos legisladores porque los hospitalarios no querían extender la espera hasta el viernes 2 de octubre y se constituyó en la principal novedad en torno al conflicto.

La actividad había comenzado un par de horas antes del anuncio de Lasry, con las manifestaciones de representantes de la mayoría de los nosocomios presentes. Luego se efectuó una marcha por el microcentro local.

Los organizadores de la movilización no hicieron estimaciones sobre la concurrencia, aunque se mostraron complacidos por la participación ya que la columna de manifestantes que cubría tres cuadras.

Además de trabajadores en conflicto, hubo autoridades del nosocomio cipoleño, organizaciones gremiales como ATE, UNTER y CTA, sociales (MTD Darío Santillán), los partidos ARI-CC, Obrero y Comunista y el Centro de Estudiantes de la facultad de Medicina. Varias de esas fuerzas conforman la Multisectorial de la Salud de Cipolletti. También estuvo presente la concejal local Viviana Pereira.

Estuvieron representados "16 hospitales de la provincia", afirmó el referente local José Chandía. Viedma, Roca, Bariloche contaron con gran representación. También hubo representantes hospitalarios de Allen, Villa Regina, Cinco Saltos, Chichinales, Choele Choel, Ingeniero Huergo, Campo Grande, Catriel. El gremio de la salud de Neuquén también participó y pidió por la "unión y acompañamiento de los trabajadores de ambas provincias, que atravesamos situaciones similares".

Los trabajadores reafirmaron su pedido de incremento salarial para contar con un "sueldo digno" y clamaron por la eliminación de las sumas en negro, la falta de recategorización y la implementación del pase a planta de los contratados. Además, tanto la Multisectorial como los trabajadores del hospital local, mediante una carta, reclamaron la diagramación de un plan integral de salud que rija las políticas del estado.

"Los reclamos van más allá de la cuestión salarial. Tienen que ver con el fin de la violencia institucional y se reproduce en cada hospital, judicializando protestas y cambiando las reglas laborales a diarios. La crisis hospitalaria no tendrá solución real sino hasta que exista un plan de salud y uno de compras", expresó Enzo Giacinti, de la Multisectoral.

Los trabajadores del hospital, en tanto, hicieron conocer una carta en la que cuestionaron la falta de elementos y aparatología, las extensas guardias debido a la falta de personal, derivaciones al sector privado. La bioquímica Ana Agüero leyó el escrito en el que se cuestionó que "no hay un plan de salud, hay programas independientes y no articulados".

En el cierre de la carta abierta de los trabajadores, se destacó que "el hospital representa parte de nuestros derechos. Del derecho a trabajar en condiciones dignas y a ser remunerados de la misma manera. Y el derecho de los ciudadanos a cuidar su salud y recuperarla mediante una atención adecuada y oportuna. Debemos velar por el hospital público, defenderlo y estar atentos porque su deterioro progresivo y permanente nos afecta a todos".

El lunes, los delegados de la interhospitalaria intentarán acercar posiciones con el gobierno. Los trabajadores reclaman un aumento salarial del 40% y del 100 por ciento de las guardias. La posibilidad de incrementar los haberes en 300 pesos hasta diciembre fue nuevamente rechazada. "Ante el reclamo firme y generalizado de los hospitales, el Gobierno propone una triste oferta, como a un perro se le tira un hueso para que deje de ladrar", expresaron los trabajadores hospitalarios cipoleños

Comentá la nota