Marchan hoy por jubilados VIP de Epec que deben ser mantenidos por "gremios pobres"

Bancarios y lucifuercistas manifiestan para que la Provincia siga sosteniendo un sistema jubilatorio deficitario.

Los jubilados bancarios y los de Luz y Fuerza, los dos sectores que mayor déficit provocan en la Caja de Jubilaciones de Córdoba, realizarán hoy una protesta tras el error del titular del ente previsional, Osvaldo Giordano, de ordenar la liquidación de un retroactivo a 9.000 pasivos por 40 millones de pesos, que obligó a bloquear las cajas de ahorro individuales para que no se retiraran fondos que no habían sido acreditados, lo que promovió tres denuncias por parte de los sindicatos a la Provincia.

La promesa realizada por la Provincia ayer de pagar el retroactivo (una suma cercana a los 10.000 pesos) en cuatro cuotas, vale decir con los sueldos de setiembre, octubre, noviembre y diciembre, no pareció calmar el ánimo de los gremialistas que insisten en la falta de seguridad jurídica, y en la teoría que a los jubilados "les metieron la mano en el bolsillo".

Lo que no se dice es que desde que se discutió el año pasado la reforma al sistema previsional, los bancarios y Luz y Fuerza, se mostraron como los más deficitarios en virtud de tener algo más de un aportante por pasivo, cuando la ecuación que cierra el círculo en cualquier lugar del mundo es de cuatro activos por jubilado.

Los trabajadores de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica (Epec) son los que menos cubren con sus aportes y contribuciones a los jubilados de este sector: apenas el 49%, pero son los que con mayor violencia reclaman sus derechos en la calle, imponiendo un patoterismo sindical largamente sufrido por el ciudadano común y hasta por los trabajadores de prensa (ver recuadro aparte).

Con los bancarios ocurre algo similar ya que de los 4.732 trabajadores del Banco de Córdoba (que perciben 5.539 pesos promedio) sostienen a 4.197 pasivos, con un haber de 4.197 pesos.

"Por el esfuerzo que hace el resto de la sociedad para financiarles las jubilaciones, no parece descabellado pedirles a estos sectores un esfuerzo transitorio; es lógico que en un sistema de reparto y solidario sean los que más aporten en la emergencia", reclamó Osvaldo Giordano, secretario de Previsión Social ya en agosto de 2008 al recortarles los haberes. Ahora el gobierno provincial parece dispuesto a avanzar en el tema, aunque tienta varias ideas que no parecen cuajar.

Tanto los bancarios como los lucifuercistas son en realidad sostenidos por los más "pobres" que son los municipales del interior, el sector más superavitario, pues de este subsistema sobren 340 pesos por cada haber previsional. Los 24.000 municipales del interior sostienen a un poco más de 8.000 jubilados, acercándose a una relación de tres a uno.

Asimismo, se informó que el gobierno provincial instruyó a Epec y al Banco de Córdoba que evalúen mecanismos para realizar un mayor aporte al sistema previsional y así reducir el déficit de la Caja de Jubilaciones y Pensiones.

En Epec se evaluó que un mayor aporte de parte de los trabajadores no es viable, porque «ya realizan uno diferenciado», mientras que afirmaron que la empresa es deficitaria y tampoco puede hacerse cargo del déficit en el sistema previsional.

Un funcionario de la empresa de energía consideró que «la única manera de pagar más aportes es que el Ersep (Ente Regulador de los Servicios Públicos) «autorice a tocar tarifas».

No obstante, cualquiera de las soluciones acarreará situaciones de conflicto, que se le sumarán ahora al pedido de aumento de los empleados públicos, docentes y legislativos, las marchas de los bancarios y lucifuercistas, y la crisis de las finanzas provinciales agudizadas por el atribuido enfrentamiento con el gobierno nacional.

En tanto, la Asociación Bancaria comunicó que frente a la situación, el secretario general a nivel nacional, Juan José Zanola, envió una carta al gobernador Juan Schiaretti, demostrando su "preocupación ante el bloqueo que dispuso el 31 de agosto".

Zanola sostuvo que "ninguna necesidad financiera puede justificar la violación de garantías tan fundamentales, ni el grave daño social que se les efectúa a los trabajadores retirados, quienes necesitan de sus haberes para enfrentar sus obligaciones" y solicitó a Schiaretti que "tome las medidas que sean necesarias a los fines de dejar sin efecto el bloqueo que se dispuso, logrando así habilitar a los jubilados y pensionados provinciales el cobro de lo que le corresponde".

Paralelamente, y como medida de fuerza ante lo sucedido, hoy a partir de las 10 se realizará una movilización de los cuerpos orgánicos, los cuales partirán desde la sede gremial ubicada en la calle Rivadavia 128.

Comentá la nota