La marcha que sigue resistiendo

La marcha que sigue resistiendo
"La justicia, cuando es lenta, no es reparadora", plantearon Madres, Abuelas, Hijos y otras organizaciones, en un documento conjunto. También exigieron "que los represores cumplan sus condenas en cárceles comunes".
El juicio ESMA –que empieza hoy–, la sentencia en la causa Olivera Róvere –que terminó con dos condenados y tres absueltos–, el proceso que desde hace dos semanas se realiza en los tribunales de Comodoro Py por las torturas y desapariciones cometidas en los centros clandestinos de detención Club Atlético, Banco y Olimpo... Los juicios, sus dificultades y el modo de hacerlos avanzar fueron el tema principal de la 29º Marcha de la Resistencia que se realizó ayer, como todos los años, alrededor de la Pirámide de Mayo.

"Hoy tenemos en el banquillo de los acusados a cientos de asesinos de la dictadura militar", planteó el documento leído desde el escenario por los organismos de derechos humanos. Allí advirtieron, sin embargo, que "la justicia, cuando es lenta, no es reparadora" y exigieron "que los represores cumplan sus condenas en cárceles comunes".

La marcha fue convocada por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Hermanos de Desaparecidos e Hijos (Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio). Adhirieron además la Asociación Permanente por los Derechos Humanos (APDH), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Fundación Memoria Histórica, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el Movimiento Ecuménico por los Derechos del Hombre (MEDH) y el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj).

Encabezada por la bandera con las fotos de los 30 mil desaparecidos, la movilización partió minutos antes del mediodía desde Piedras y Avenida de Mayo rumbo a la plaza.

Sobre el palco se montó una radio abierta. "No hay una condena rápida y efectiva, con cárcel para todos. Pero avanzamos, y avanzamos colectivamente", expresaron en uno de los paneles los abogados a cargo de las causas por violaciones a los derechos humanos. El juicio a los represores no fue el tema excluyente de la transmisión. También se habló de la asignación universal por hijo, el casamiento gay, la gestión de Mauricio Macri en la ciudad y de la ley de medios audiovisuales. De hecho, las ocho horas de programa estuvieron a cargo de radios comunitarias (FM La Boca, Radio Gráfica, Bajo Flores, La Tribu) y Radio Nacional. A la noche cantó Adriana Varela.

En los canteros de la plaza, organizaciones sociales y de derechos humanos instalaron sus stands. Hijos llevó al suyo la campaña "Ponete la camiseta por los juicios", y estampó con un stencil en las remeras de todos los que lo pidieron el característico dibujo de Juicio y Castigo. "Es una campaña que lanzamos el 24 de noviembre, cuando empezó el juicio Atlético-Banco-Olimpo. La llevamos a recitales y convocamos además a artistas a que se pusieran la camiseta. Todas las regionales de Hijos están en juicios y éste es un modo de invitar a apoyarlos", señaló Sol Goldsztein, integrante de la agrupación. Leo Sbaraglia, Damián de Santo y Julieta Ortega son algunos de los actores que aparecían fotografiados con la camiseta puesta. Taty Almeyda, de Madres Línea Fundadora, habló sobre la consigna con que fue convocada la marcha, "Por los 30 mil detenidos-desaparecidos consolidemos la democracia". "Este 10 de diciembre, además de ser el Día de los Derechos Humanos y el 29º aniversario del día en que las Madres empezamos a marchar, se cumplen 26 años de gobiernos democráticos ininterrumpidos. Nosotras seríamos muy injustas si no reconociéramos que Kirchner fue el primer presidente que se acordó de nuestros hijos; él y Cristina, que tienen los dos la edad que tendrían nuestros hijos. Todo esto también está reflejado en esta Marcha de la Resistencia: debemos resistir los intentos de desestabilización al gobierno nacional, no podemos permitir que haya otra Honduras en el continente. Tenemos que hacer respetar el voto que eligió a este gobierno democrático porque, lamentablemente, los avances de la derecha son muy grandes".

Taty Almeyda no mencionó la manifestación que en ese mismo momento, en el Rosedal, realizaban las patronales del agro. Pero sí lo hicieron varios de los conductores desde el escenario. "Es otra plaza, donde se defiende todo lo contrario que en ésta", dijeron sobre aquella concentración, a la que llamaron "el acto de la mafia rural".

El reclamo de aparición con vida de Julio López también estuvo presente. Nilda Eloy, que fue junto a él testigo en el juicio a Miguel Etchecolatz, tras el que López fue desaparecido, recordó a su compañero. También calificó de "juicios sin justicia" los procesos contra los represores. "En el país hubo 600 centros clandestinos de detención y hay menos de 60 condenados".

En la marcha hubo banderas de Libres del Sur, la Organización Barrial Túpac Amaru, Barrios de Pie y la Asamblea Popular de San Telmo. También fuerzas políticas como Proyecto Sur y organizaciones sindicales como la nueva Asociación gremial del subte, los trabajadores del Indec y los motoqueros de Simeca.

Comentá la nota