Marcha en rechazo a las pasteras

A la espera de la decisión del tribunal de La Haya, miles de vecinos marcharon reclamando un fallo favorable. Se realizó con la consigna "justicia en La Haya para que Botnia se vaya".
La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú se movilizó este domingo hacia el Puente Internacional General San Martín en repudio al funcionamiento de la pastera Botnia. En este marco y antes de que culmine la marcha se leyó una proclama en la que se advirtió que "la lucha continuará, cualquiera sea el fallo de La Haya", que comenzará el 14 de septiembre con las audiencias.

Los asambleístas le solicitaron a los jueces del Tribunal Internacional que "no prioricen la rentabilidad de las multinacionales por sobre la vida digna y saludable de poblaciones enteras. Tenemos una certeza: Botnia contamina, y la única manera de resolver este conflicto es que sea desmantelada", expresaron. "Si dirimen un conflicto que involucra nuestras vidas, escuchen el clamor de los pueblos latinoamericanos y entiendan que somos víctimas de los negociados inescrupulosos e infames del Banco Mundial", se agregó en la proclama.

También la asamblea responsabilizó a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner por los eventuales daños causados por la contaminación.

La movilización se realizó con la consigna "justicia en La Haya para que Botnia se vaya".

Desde la mañana se inició la llegada de vecinos de Gualeguaychú a la cabecera argentina del puente binacional, ubicado a 43 kilómetros de la ciudad, con el objetivo es reiterar que Gualeguaychú no acepta la instalación de la fábrica de pasta de celulosa Botnia en la costa fraybentina del río Uruguay.

Entre las cosas que destaca el documento que se leyó durante la jornada de protesta, se destaca el rol que debió asumir el pueblo de Fray Bentos cuando se instalaron las papeleras, "los gobiernos de Uruguay y Finlandia, avasallaron nuestros derechos imponiendo la presencia de Botnia frente a nuestras costas".

Destacaron además que desde gace seis años se viene luchando por "una cuenca libre de fábricas de pasta de celulosa, primero contra la empresa Ence y luego contra Botnia, desde entonces no hemos cesado un día de llevar a donde fuera necesario nuestro reclamo: al gobierno uruguayo, a la justicia y gobierno argentinos, a los distintos estamentos provinciales y nacionales, a Finlandia, al Banco Mundial para que no financiara la muerte y la desesperanza en nuestra región, a la Unión Europea, entre otros tantos lugares, y pese a que las respuestas no llegaron o no fueron satisfactorias en la mayoría de los casos para nuestra comunidad, no vamos a detenernos, no van a derrotarnos".

Además, los vecinos denunciaron que desde la mañana del sábado y en distintas horas del día se percibieron fuertes olores nauseabundos en la zona del puente internacional General San Martín.

La proclama

"Una vez más, el pueblo de Gualeguaychú, sobre el Puente Internacional General San Martín, eleva su voz reclamando justicia y exigiendo que prevalezca el derecho a vivir en un ambiente sano y equilibrado, por sobre los intereses económicos de una empresa inescrupulosa y contaminante" (...) Como consecuencia de nuestra persistente movilización social y debido a las reiteradas violaciones del Tratado del Río Uruguay, el estado argentino amparado en el artículo 60 del mencionado Tratado, recurre al Tribunal Internacional de la Haya. Pese a todo, Finlandia, Botnia y el estado uruguayo, continuaron agravando el conflicto, dañando impunemente la hermandad de dos pueblos, generando xenofobia y violentando la paz social con discursos y propagandas falaces" (...) Le pedimos que comprendan que en el debe y el haber de los grandes negocios como la producción de pasta de celulosa, el nivel de contaminación y degradación de nuestro hábitat es un costo muy alto que no podemos ni debemos moralmente pagar.

A los señores jueces de la Corte Internacional de La Haya les decimos: vean y escuchen a los pueblos que claman por la vida".

Comentá la nota