Marcha y colecta para frenar la embestida de Hugo Chávez contra Globovisión

Grupos de la oposición se movilizarán en diversos puntos del país para recaudar fondos con la intención de pagar la multimillonaria multa impuesta contra el canal por decisión del régimen chavista. Antes de la pena, el presidente bolivariano había acusado al canal de conspirar contra su gobierno
Grupos de oposición dijeron este jueves que realizarán una colecta nacional el fin de semana a fin de reunir fondos para pagar una millonaria multa impuesta a la televisora Globovisión, sobre la cual pende además una amenaza de sanción por parte del gobierno venezolano.

Los opositores dijeron que se movilizarán en varias regiones del país el sábado y domingo, con la idea de recolectar dinero para el pago de la multa equivalente a 2,32 millones de dólares por supuestos impuestos dejados de pagar.

El dirigente del partido Alianza Bravo Pueblo Oscar Pérez indicó que la multa no es contra los dueños del canal sino contra el pueblo que "utiliza los medios como mecanismo para expresarse y estar informado".

Señaló que la jornada fue bautizada como "Globopotazo", y que la mayor movilización se realizará en Caracas.

"Podrán donar la cantidad que las personas deseen y así convertirse en accionistas afectivos de Globovisión", indicó.

Asimismo, las esposas e hijas de varios policías sentenciados por la matanza que precedió el intento golpista de abril de 2002 contra el presidente Hugo Chávez informó que acompañarán la colecta.

La portavoz del grupo, Odalys Forero, anunció varios puntos de recolección que instalarán en Caracas y localidades cercanas para mostrar solidaridad con el canal. "Esperamos que Venezuela nos acompañe en esta actividad y sigamos demostrando que somos más", señaló en una rueda de prensa.

Otras organizaciones políticas se sumarán a la jornada en diversas regiones, mientras que el movimiento de estudiantes universitarios que mantiene una posición adversa al gobierno confirmó que se hará presente en distinta regiones del país.

El órgano recolector de impuesto (Seniat) impuso la multa al canal por supuestos tributos que no pagó por los mensajes transmitidos a fines de 2002, durante una huelga general que duró dos meses.

Globovisión se defendió diciendo que se trató de espacios donados a grupos civiles, en una época en que la tensión política redujo los negocios.

El gobierno exigió el pago en medio de una cadena de acciones judiciales contra la televisora y contra su dueño, el empresario Guillermo Zuloaga.

Chávez acusó al canal de conspirar contra su gobierno y pidió a las autoridades que apliquen la sanción de ley.

Comentá la nota