Marcha atrás con el tarifazo

Las distribuidoras deberán devolver los montos facturados de más en el bimestre junio-julio. En el caso del gas, beneficia a 4.100 hogares de San Juan.
En medio de un desborde de reclamos judiciales de los consumidores el Gobierno nacional desactivó ayer los aumentos de gas y electricidad del bimestre junio-julio al reponer los subsidios por 4 meses para estos servicios públicos para todo el universo de usuarios. La reposición del subsidio para junio-julio será retroactivo y del 100 por ciento del los aportes lo que implica que las distribuidoras deberán devolver los montos facturados de más en ese período.

Para el bimestre agosto-setiembre, cuando baja el consumo, el subsidio se reducirá al 70 por ciento lo que también amortiguará el tarifazo si hubiera un salto en el consumo de los particulares.

La medida demandará al Estado un gasto de casi 500 millones de pesos y en el caso del gas, beneficiará a 4.100 hogares sanjuaninos (en total son 84.500) que habían quedado comprendidos entre los usuarios con alto consumo (categorías R3 y R4) que habían recibido aumentos de hasta 300% en sus boletas. Se trata de hogares con consumos de más de 2.051 metros cúbicos de gas por año.

San Juan depende del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), por lo tanto, quedó comprendida en el tarifazo por partida doble: la quita de subsidios al consumo se había sumado al polémico "Cargo Gas" que se cobra al usuario para financiar la importación de gas, especialmente el que viene de Bolivia.

En el caso de la luz, el tarifazo no había afectado a los consumidores de San Juan ya que los aumentos aquí son facultad del Entre Provincial Regulador de Energía (EPRE). Los aumentos polémicos en las facturas de electricidad habían impactado principalmente en Buenos Aires y Capital Federal.

El anuncio lo hizo ayer el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, tras una reunión con la presidenta Cristina Fernández en la Quinta de Olivos.

"La Presidenta, en defensa del interés de la gente, del derecho que le adjudica a todos los argentinos en una materia tan básica como es la calefacción, ha decidido reponer para los meses de junio y julio, tanto para la luz como el gas, el 100 por ciento del subsidio retirado", afirmó De Vido.

"Y en el bimestre agosto-septiembre, cuando el consumo baja sensiblemente pero que todavía es importante y donde muchos iban a violar el límite, va a haber una reducción de 70 por ciento, que prácticamente equipara a la de los meses de junio-julio", agregó.

Tras mantener una reunión con la Presidenta en la Quinta de Olivos, y en declaraciones a radio Diez, el ministro de Planificación estimó en 493 millones de pesos la reposición de estos subsidios.

En ese sentido, hizo hincapié en "los errores que llevaron adelante en cuanto a la evaluación del mercado las concesionarias, fundamentalmente las eléctricas, que además viendo la foto de cómo estaba el consumo igualmente facturaron sin elevar la inquietud de manera que pudiéramos analizar en conjunto esto".

Después del anuncio, De Vido llegó en forma sorpresiva a la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, donde volvió a ratificar ante los legisladores del oficialismo y la oposición la decisión del Gobierno nacional.

Los legisladores de la oposición calificaron de "insuficiente" la medida y reclamaron la derogación de las normas que originaron esos incrementos. Además, exhortaron a discutir un nuevo cuadro tarifario en audiencias públicas y a tener una "tarifa social".

Comentá la nota