No hay marcha atrás con la tala y se juntan firmas para resistir

La ordenanza de cesión del espacio con eucaliptos y todo al PJ ya "caducó", aseguran. El Ejecutivo decidió no hablar más y talar cuando todo se calme un poco. Mientras tanto, seguir trabajando en el parque. Quedó iluminado el puente de la Hornos. Hay serias dudas sobre la seguridad a la hora de la tala. Ayer se juntaban firmas para llevarlas hoy al Palacio San Martín.
Los vecinos que se oponen a la tala de dos eucaliptos en el Parque Mitre aprovecharon ayer la gran concurrencia de público para juntar firmas que avalen su postura, contraria a la decisión municipal de extraer los árboles en cuestión. Bajo el sol del domingo, recorrieron las inmediaciones con distintas planillas, en las que solicitaron el apoyo de los paseantes. Las firmas serán presentadas hoy por la mañana en el Palacio San Martín, con la solicitud de ser añadidas al expediente administrativo que avanza en las oficinas del Municipio. Desde el Departamento Ejecutivo se decidió no hablar más del tema y seguir con los trabajos en el Parque. Entre otros adelantos, el sábado por la noche se puso en marcha la iluminación del puente de Hornos. Se supone que la tala se realizará cuando el ambiente se calme aunque sea un poco. A la vez, existen profundas dudas sobre las medidas de seguridad a la hora de la tala. Y se insiste con el "peronismo" de los eucaliptos aunque voceros que pidieron reserva aseguraron que la ordenanza para la construcción del monumento a Perón ya caducó.

El grupo, que nació en Facebook bajo el nombre ¡No a la tala de árboles y arbustos en el Parque Mitre!, más los jóvenes que desde la madrugada del sábado acampan al pie de los eucaliptos para impedir un nuevo intento de tala comunal, todavía guardan expectativas de que el intendente Eseverri, y los funcionarios involucrados en la temática, revean la decisión.

Aunque hasta anoche no habían definido certeramente sus próximos pasos, es probable que algunos integrantes del grupo también se acerquen hoy a la Municipalidad para solicitar una entrevista cara a cara con el intendente José Eseverri y la secretaria de Infraestructura, Obras, Servicios y Espacio Público, Margarita Arregui.

Mientras tanto, los jóvenes que se sumaron a la movida el sábado a la noche, continuaban anoche acampando bajo los eucaliptos, pese a que el Ejecutivo les recordó a través de los medios que "ése no es un lugar habilitado para el camping". Allí se quedarán, como mínimo, hasta que se dicte el acto administrativo que ordene talar los árboles.

"Lo que pasa es que un dictamen de Hidráulica no es vinculante. Aquí puede suceder que los funcionarios encargados de tomar la decisión final, busquen otra salida. No tienen por qué atarse al consejo de un funcionario técnico", explicó ayer la abogada María Victoria Wright, concejal electa por la Coalición Cívica que participa de la movida ambiental. Así resumió las esperanzas de los manifestantes, quienes todavía guardan la ilusión de un cambio de último momento que permita mantener a los eucaliptos en pie.

El Gobierno Municipal está decidido a no hablar más del tema, a seguir con el trabajo en el Parque y a talar los árboles cuando pase lo peor. Pero la decisión es irreductible. La última esperanza estaba centrada en la ordenanza existente que cedía el espacio que incluye a los eucaliptos al PJ para un monumento partidario. Sin embargo, voceros que prefirieron no dar su nombre, sostuvieron que "la cesión ya caducó; como en todas las ordenanzas en que se ceden propiedades municipales, tenía un plazo de cumplimiento o de lo contrario el lote volvía al Municipio. En este caso eran cinco años". Y ya pasaron. La cesión se realizó durante la primera presidencia de Miguel Santellán en el PJ.

Cartel y firmas

Ayer, el grupo instaló un cartel para alertar sobre el problema a los vecinos que circulaban por el lugar. Y la mayoría de los que se detuvieron a leerlo, estamparon su firma en las planillas que se entregarán hoy en el Municipio. El texto remarcaba que "pocos saben que Sarmiento alertó, hace más de cien años, sobre los cambios climáticos producto del avance sin freno de la agricultura sobre el monte natural. Por eso fue un gran impulsor de la actividad forestal: "Planten Arboles; La Pampa es tabla rasa: hay que escribir sobre ella con árboles".

Luego enlazaba que "fue con esta idea moderna y superadora que trajo desde tierras australianas las primeras semillas. El apreciado eucalipto "globulus" (medicinal), inexistente en el país, fue traído en 1858 por el coronel ingeniero Juan F. Cetz, llamado por Sarmiento como estratega para la guerra del Paraguay, que fue el primer director del Colegio Militar y el ejecutor del trazado de Olavarría, fundada en 1867 por el coronel Alvaro Barros".

Más adelante, el cartel rememoraba que "en los envíos de 1876 para la primera guarnición militar, instalada en este sitio, figuran animales, armas, útiles y en el rubro semillas, una arroba de acacia blanca, una libra de eucaliptos globulus, etc., etc., etc. Sin duda, por la magnitud que ostentan estos ejemplares únicos en el Parque Mitre, de aquellas semillas nacieron estos árboles, que hoy quieren matar para hacer una senda de hormigón".

"¡Qué pena que mientras hablamos de identidad nacional y reclamamos que se la respete, no seamos capaces de respetar nuestra historia, y junto con las raíces y la savia de estos árboles, nos encontremos en situación de destruirla. Así, los que nos sigan en el tiempo tampoco tendrán raíces ni historia, y serán presa de las tan repudiadas, en el discurso, influencias extrañas de nuestra idiosincrasia", cerraba el texto elegido en el marco de la protesta.

Finalmente, existen dudas acerca de las supuestas "falencias operativas". Hay profesionales que aseguran que "se ha organizado un operativo de extrema peligrosidad para terceros con una liviandad realmente asombrosa; sin orden escrita, sin técnico en seguridad e higiene municipal a la vista; sin vallado de la zona a la cantidad de metros que marca la ley; sin análisis de riesgo eléctrico; sin corte de energía preventivo", entre otras observaciones.

Comentá la nota