Marcelo Pacífico: "Nuestro desafío es generar una alternativa de gobierno"

Encabezar la lista de Unión-PRO que consiguió el claro triunfo en los comicios del 28 de junio, le permitió posicionarse como el máximo referente opositor en Pergamino. Valoró la oportuna decisión de "dar el portazo" al Frente para la Victoria cuando estalló el conflicto con el campo y aseguró que trabajará para hacer una oposición constructiva.
Marcelo Pacífico fue el ganador de los comicios del 28 de junio. Su sector se impuso en las elecciones, producto de un sostenido trabajo de campaña, de la generosidad que imperó hacia adentro del PRO, tanto en el armado local de la nómina, como en el compromiso y la entrega con la que los integrantes de la lista se lanzaron a la competencia electoral. Presentando a Pergamino una propuesta sustentada en ideas y con un fuerte anclaje en la necesidad de dar respuesta a problemas estructurales.

"Todos por igual desplegaron una intensa actividad previa a las elecciones y todos por igual, desde los primeros hasta los últimos, continúan trabajando en una transición que de cara a diciembre posibilitará parte de la renovación del cuerpo deliberativo local", dijo Pacífico al respecto.

De cara a la ciudadanía, haber resultado ganador de la contienda y ser hoy uno de los referentes de la oposición al Gobierno comunal significa una enorme responsabilidad de cara a una sociedad que, habiendo votado al sector o no, lo reconoce como el legítimo triunfador de un proceso electoral en el que se jugaron muchas cuestiones a la par de los escaños legislativos.

En una entrevista concedida a LA OPINION, Pacífico se refirió a la decisión de dar el portazo al Frente para la Victoria, determinación que le permitió "ser coherente con una línea de pensamiento distinta a la del Gobierno nacional" y posicionarse en otro espacio desde el cual "aportar ideas y ganar espacios de representación".

Al respecto, refirió que "desde una ciudad como Pergamino, corazón de la Pampa Húmeda, no era tan difícil comprender el daño que el Gobierno le estaba provocando al sector agropecuario" y confesó que "esto me generó, al inicio del conflicto, un dilema respecto de cómo debía actuar".

"Pensé si debía mantener mi adhesión incondicional al Gobierno nacional avalando su actitud injusta e incomprensible; u obrar de acuerdo a mis propias convicciones defendiendo los derechos e intereses legítimos de los pergaminenses, a quienes intento representar en el Concejo Deliberante, sabiendo que esto me iba a provocar un total aislamiento del sector político del que provenía".

- Atravesado por esos dilemas, ¿Cómo tomó aquella decisión?

- Mi duda duró muy poco, bastó caminar por los piquetes y dialogar con nuestros vecinos para comprender cuál era mi lugar. También fue determinante mi identidad local, el vínculo con la ciudad y su gente, el orgullo de ser nativo de este suelo, donde también nacieron mis abuelos, mis padres, mis hermanos, mi esposa y mis seis hijos. Tengo hijos jóvenes que entienden bien y otros más chicos y la verdad es que aunque los padres tratamos de controlar a nuestros hijos, son muchas las ocasiones en las que son ellos los verdaderos fiscales. Confieso que me pesó el poder explicarles que en un momento difícil, su padre había peleado del lado correcto, sin especulaciones y más allá de las previsibles consecuencias personales o políticas. A escasos 20 días de iniciado el conflicto, estaba afuera del Frente para la Victoria. Fui uno de los primeros dirigentes del país que se fue del kirchnerismo luego de la Resolución N° 125.

- ¿Evaluó el impacto electoral de esa determinación? ¿Qué lectura hace hoy del peso de esa decisión desde el punto de vista del resultado electoral?

- El alejamiento lo decidí en marzo-abril de 2008, fuera de todo contexto o especulación electoral, pero es evidente que el acompañamiento de muy buena parte del sector agropecuario fue vital en el resultado de las elecciones. Este apoyo también se consolidó a través de la presencia de Jorge Solmi, dirigente de Federación Agraria y candidato a diputado provincial por Unión PRO, que tuvo una participación muy activa y fructífera en toda la campaña.

Con la mirada en el futuro

En otro tramo de la entrevista, distendido y evaluando de manera positiva todas las aristas de un proceso complejo que supuso duras y meditadas decisiones, Marcelo Pacífico se refirió al futuro. En este sentido, planteó que "nuestro desafío es generar en dos años una alternativa de gobierno que pelee por un Pergamino productivo, más seguro, más limpio y más sano, que no espere diez años para planificar la ciudad".

"Mientras tanto, seremos una oposición constructiva que no busque que al intendente le vaya mal, para que a nosotros -que estamos enfrente- nos vaya bien", señaló y opinó que "los pergaminenses no tienen que padecer las lógicas disputas políticas que vendrán".

Comentá la nota