Marcelo Llanos afirmó que "ahora son los tiempos" para reformar la Constitución Provincial

Nuestro medio entrevistó de manera exclusiva al diputado nacional electo por el Frente para la Victoria, Marcelo Llanos, quien se refirió a la necesidad de reformar la Constitución Provincial, ante el proyecto de ley presentado por el diputado Miguel Morales. Destacó que "ahora son los tiempos" para realizar esta modificación, señalando las cuestiones fundamentales que tendrían que tomarse en cuenta para que se efectivice esta posibilidad.
También manifestó su postura respecto a la ley de medios, destacando la necesidad de ser "muy meticulosos" y no tratar de apuro este proyecto, "porque es una ley que tiene que ser ampliamente debatida, y que tiene que tener un amplio consenso".

Llanos expresó que "no es nueva en el justicialismo nuestra intención de reformar la Carta Magna provincial: particularmente, desde los municipios nosotros venimos insistiendo en que se debe modificar, por ejemplo, el estatus que tienen hoy las comisiones municipales. Tienen que pasar a ser todos municipios, a lo mejor distintas categorías, pero que incluso quien comande la comisión municipal sea alguien electo y que dure cuatro años en su cargo".

En este sentido, "con esto terminaríamos con muchos conflictos institucionales, y le daríamos más estabilidad al trabajo y al desarrollo institucional de las comisiones municipales. También hay que trabajar en otros aspectos fundamentales, que tienen que ver con una constitución que sea más ágil, que sea moderna, que por ejemplo determine la limitación a las reelecciones de intendentes, para que estas no sean indefinidas".

A esto agregó que "nosotros hemos planteado la posibilidad de que se modifique la forma de elección de los diputados, es decir que sea un representante por cada departamento, y el resto que sea por listas sábanas, para que aseguremos la representación de toda la provincia en la Cámara de Diputados".

En cuanto a las expresiones del diputado Morales, de reducir los costos políticos, "nosotros habíamos planteado en su momento que, de 48 diputados, podrían quedar 32, que creemos que es un número más que suficiente, y otras cuestiones que van a llevar a hacer una reducción de gastos en la política. Si bien no es significativo en el presupuesto provincial, puede servir a manera de ejemplo que la clase política está dispuesta a hacer un sacrificio, en aras de la situación delicada que tiene la provincia en lo presupuestario".

Respecto a las gestiones necesarias para que se efectivice esta reforma constitucional, "nosotros muchas veces hemos insistido, hemos trabajado para que se dé la reforma constitucional. En su momento nos decían que no, porque lo único que buscábamos era la reelección de Eduardo Fellner, parecía que la oposición estaba preocupada y decía que no era momento de tratar una reforma".

Sin embargo, "creo que ahora son los tiempos, e incluso el tema de la reforma política no es una cuestión novedosa. Cuando en el año 2001 se desata la crisis en el país, los gobernadores de provincia deciden firmar un documento, en donde se comprometen a una reforma política profunda. Este hecho no ha ocurrido, esto no se ha cumplido, y desde ese entonces el justicialismo no es el primer proyecto que presenta para la reforma de la Constitución".

En otros temas, relativo a su posición por la ley de medios, "yo creo que las modificaciones son positivas porque el proyecto, tal cual había sido enviado por el Poder Ejecutivo, tenía algunos puntos que por lo menos generaban bastante zozobra, bastantes sospechas, inseguridades jurídicas. Creo que los diputados han hecho una cantidad de reformas, o han conseguido que se reformen algunos puntos importantes, y ahora al Senado le quedan algunos otros puntos conflictivos en donde tendremos que trabajar para que salga la mejor ley posible, que no tiene que ser una ley en contra de alguien, sino que tiene que ser una ley a favor de todos".

Continuó afirmando que "de lo que se habla es de una cláusula que se ha denominado de ‘desinversión’, es decir que aquellos que no estén ajustados a lo que dicte la ley tendrán un año para poder desprenderse de algunas compañías de cable y demás. Este es uno de los puntos que un senador jujeño, que preside una de las comisiones más importantes, como Guillermo Jenefes, plantea ampliar el plazo de uno a tres años, lo que me parece mucho más razonable".

En lo que hace a la inseguridad jurídica que esto provoca, "pos supuesto: quien ha hecho una inversión importante, y hoy le cambian las reglas de juego, evidentemente se ve perjudicado. Por eso yo digo que hay que ser muy meticulosos y no hay que tratarla de apuro esta ley, porque es una ley que tiene que ser ampliamente debatida, y que tiene que tener un amplio consenso".

Comentá la nota