Marcelo Dell Antonio: "No puedo dejar de reconocer que hubo avances en determinadas obras"

Concejal por dos periodos. El primero fue desde el año 1993 hasta el año 1997 y el segundo desde el año 2005 hasta diciembre de 2009. La Voz de Colón dialogó con Marcelo Dell Antonio (UCR) quien pudo diferenciar cuáles fueron las divergencias y los logros de su función que finalizará el último de este año.
"Este es el segundo periodo que estoy en la concejalía del Municipio. Yo pude hacer experiencia en varios aspectos. A decir verdad tengo que reconocer que fueron dos periodos totalmente diferentes. Se dio el caso que en el primer ejercicio tuvimos dos años de mayoría con gobierno radical y luego dos años en minoría con el gobierno del señor Mazzieri", inicia Dell Antonio la amable conversación con el diario de la ciudad.

En relación a su anterior periodo como concejal, Dell Antonio señaló: "Como Concejo Deliberante en sí fue mucho más armónico. Había solamente dos bloque y considero que fue muy positivo en el aspecto desde lo ejecutado, de lo político y desde todos los ámbitos. Había más consenso, más acercamiento, más respeto por el par de enfrente. Puedo decir que hubo situaciones que me dejaron pasajes de enseñanza, fue mi primera experiencia política y realmente la rescato con valores", indica el legislador de la Unión Cívica Radical, al tiempo que añade: "A este periodo tengo que diferenciarlo. Hubo más peleas políticas, más discusiones políticas. Cuando acepté estar dentro del HCD era con el propósito de actuar en base a las necesidades de la gente, de mi pueblo. No fui de los que me metí en discusiones políticas dentro de un recinto y al haber tantas divergencias entre una y otra fuerza política se h hecho más difícil de llevar a cabo posiblemente las concreciones.

¿La diversidad de pensamiento hace que para concretar una obra se discuta más desde lo político?

Si se lo busca desde el punto de la necesidad básica que puede tener una determinada obra, considero que hay que tener un criterio diferente y no pasa por discutirlo políticamente sino discutirlo en cuanto a mejorar lo que está hecho y lo que se ha propuesto hacer. Es decir, aportarle ideas, enriquecer lo que se propone como obra, pero no entrar en discusiones políticas. Acá cada minuto es motivo para generar la alternativa de una controversia en el orden político.

¿Eso dificultó la realización de obras?

Indudablemente no es fácil de corroborar que fue lo más positivo o no en obras, por el hecho de haber estado en dos épocas diferentes. Debemos recordar que en el periodo en que estuve en la primera instancia se aprobó y se concretó la obra de gas natural que fue una obra importantísima para Colón. Hoy por hoy se están haciendo también cosas importantes y no puedo dejar de reconocer que hubo avances en determinadas obras. En ese sentido todo periodo o todo Departamento Ejecutivo, con criterios de avanzada, siempre van procurar hacer esfuerzos sustanciales en cuanto a la realización de obras.

¿Se pudo llevar a cabo los proyectos que tenía su bloque?

Nuestro criterio, cuando ingresamos, fue no poner trabas y tratar de ser una ayuda para el gobierno de turno. En estos últimos dos años nosotros nos tuvimos que poner un poco más de la vereda de enfrente como oposición, como contralor y tenemos los resultados que estamos obteniendo hoy. Hubo cosas importantes y nosotros, bajo ningún punto de vista, les pusimos trabas. Sí queríamos que las cosas fueran claras y advertir cuando había alguna falencia o algún error. Lamentablemente, en cuanto a nuestras obras propuestas, aun está ese gran proyecto que vinimos posponiendo desde el primer período que es la planta reciclado. Todavía estamos a foja cero, teniendo en cuenta que hace muy poquitos días se inauguró una planta modelo en Chivilcoy. Cada vez prosperan más y proliferan más las plantas de tratamiento y en Colón vamos a paso de hormiga. Esas son las cosas que uno se lleva como sabor amargo de no haber concretado ese tipo de obra de importancia.

Para finalizar, Marcelo Dell Antonio manifestó un balance de lo actuado en el HCD: "Todo período deja algo positivo y algo negativo. Si tuviese que decir en cuanto a mi persona y a mi función, yo creo sin ningún tipo de dudas que cualquier concejal, no sólo yo, cuando termina su periodo queda en deuda con el electorado. De eso no tengo la menor duda. A veces a uno lo votan con una intención determinada. Piensan que uno es el candidato que va a solucionar determinadas situaciones y lamentablemente acá es cuando se empiezan a hacer tratativas correspondientes, no hay eco o no hay respuesta y son cosas que están dentro de las circunstancias políticas.

Comentá la nota