Marcelo Coronel: “La justicia sabe que no tenemos vinculación con la causa de la efedrina”

Este lunes por la tarde, el intendente de la ciudad bonaerense de General Rodríguez, Marcelo Coronel, visitó La Plata acompañando al ex presidente de la Nación y actual titular del PJ nacional, Néstor Kircher; al gobernador Daniel Scioli, y a un nutrido grupo de jefes comunales de la Provincia encabezados por Julio Pereyra, de Florencio Varela, y Alberto Descalzo, de Ituzaingó, a la inauguración de la flamante sede de la Federación Argentina de Municipios (FAM), distrito Buenos Aires.
En ese marco, diversos medios de comunicación dialogaron con Coronel, consultándolo sobre el camino que sigue la causa que tramita ante el Juzgado Federal de Zárate-Campana, a cargo de Federico Faggionato Márquez. En relación al funcionario de tercera línea, Manuel Poggi, que se lo sindica como quien ofició de intermediario para que el grupo de mexicanos que operaría en la zona alquilara el galpón donde luego se hallaron restos de efedrina dentro de tambores de acero, señaló desconocer las actividades que el ex funcionario desarrollaba cuando salía del municipio.

“Cuando asumí la intendencia, Poggi ya estaba en su puesto en la Dirección de Industria, porque había ganado ese lugar por concurso”, aseguró, y señaló haber sentido “una gran sorpresa” cuando se enteró de que fue vinculado con el triple crimen ocurrido en esa ciudad.

“Este caso está en manos de la Justicia, nosotros por supuesto estamos a disposición de la Justicia como estuvimos siempre, pero jamás nos llamaron porque saben que no tenemos nada que ver”, afirmó el jefe comunal.

También recordó que “el allanamiento que se realizó en la Municipalidad fue para observar la oficina de Poggi y buscar su legajo, aunque no encontraron nada, sólo se llevaron dos papeles, tengo entendido que eran cosas personales, pero lo raro de todo esto es que el día que Poggi se entrega, la mujer vuelve a la casa que alquilan; si está en algo raro, me resulta sospechoso que su esposa vuelva lo más tranquila con sus dos hijos y que nadie le fuera a preguntar nada”.

Además, el intendente negó que se hiciera una revisión de todo el personal de la comuna: “Nosotros sólo hicimos un sumario cuando saltó a la luz las sospechas contra Poggi, que en la actualidad sigue en curso, para investigar al funcionario y la relación que tiene con la causa, y si había un pedido de una empresa mexicana colombiana, pero se descubrió que no hubo nada de eso”.

Coronel confirmó que “el galpón en que se encontró la efedrina estaba sin habilitar porque era un anexo a una gomería, y supuestamente se alquiló para guardar aceites vegetales”.

Por otra parte, ante la versión de que topadoras de la Municipalidad habrían pasado por sobre la ruta donde se hallaron los cuerpos de los tres empresarios asesinados, el intendente aseveró que “fue en realidad una motoniveladora, como pasa en todas las rutas rurales del pueblo, eso se habló con la Justicia, pero se pasó la máquina por allí ya que el vecino tiene que seguir viviendo, entonces nosotros fuimos a arreglar ese camino”.

Por último, indicó que este caso “es más grande de lo que uno se puede imaginar, no sé en cuánto estaba involucrado Poggi y qué tendrá que ver la efedrina con el triple crimen o no, pero la información que manejamos nosotros es que Poggi va a salir porque no hay muchas pruebas en contra y no es que quiero desvincular a cualquier costo a la Municipalidad, pero no podemos controlar lo que hacen nuestro empleados en sus vidas privadas”. (www.agencianova.com)

Comentá la nota