Marcela Della Bosca: "No quiero ser una madre de brazos cruzados".

Candidata a Tercer Consejera Escolar.
Mi nombre es Claudia Marcela Della Bosca. Soy candidata a 3ª consejera escolar por Unión Pro Celeste y Blanco. Soy ama de casa y madre de dos hijos y, por lo tanto, mi preocupación es el futuro de ellos.

Desde la escuela es donde debemos comenzar para pensar en un cambio favorable; cada escuela sabe de sus problemática, pero si miramos hacia un costado no nos quejemos y critiquemos en el futuro. Mi propuesta es que cada escuela tenga un gabinete de profesionales responsables Psicopedagogos y Psicólogos, donde el docente sienta el apoyo y pueda derivar al alumno cuando tenga un problema, tanto de aprendizaje, comportamiento o ADHD ( déficit de atención, hiperactividad) Alcoholismo, Drogadicción o conflictos familiares , donde también se hable de la prevención de enfermedades y embarazos en temprana edad, citar a la familia para que cuenten con el apoyo de la escuela, que es en donde sus hijos pasan su mayor parte del tiempo, como deberían hacer y no en la calle ya que terminan abandonando sus estudios; tenemos que recuperarlos.

No debemos pasar por alto esto, todo depende de hablar con ellos, aconsejarlos abriéndoles los ojos para que puedan ver la realidad, guiándolos hacia un mejor camino. Ellos nos necesitan.

Otras de las ideas es ayudar a organizar las cooperadoras, según los recursos de cada escuela, posibilitar que tengan bibliotecas y que cada alumno pueda vender el libro ya usado para que los del próximo año puedan comprarlo. En esta época de crisis, los docentes deben evaluar, la posibilidad de que los chicos estudien, con libros que tienen; la historia, geografía y otros no ha cambiado, no imposibilitemos a la educación primordial de nuestros hijos, debemos enseñarles el respeto al prójimo para que se sientan respetados, es el derecho de todo ciudadano; tener una vida digna, sin discriminación, donde halla democracia, trabajo, salud y la tranquilidad de salir a la calle confiados de regresar. No quiero ser una madre de brazos cruzados, y decirles a mis hijos que se vallan del país donde nacieron, estoy cansada de la inseguridad, de la falta de respeto donde piensan que no tenemos la capacidad propia, diciéndonos que todo sigue bien y de las cosas que lograron, a costilla del sacrificio de los ciudadanos.

Día a día luchamos por preservar el trabajo, alimentar a nuestra familia y agradecer llegar a nuestras casas sanos y salvos.

Comencemos a recuperar el futuro, empezando por recuperar a los chicos de hoy, que serán los hombres del mañana. Desde mi lugar quiero trabajar y luchar por un cambio; una esperanza.

Ayudanos, votanos, Unión Pro Celeste y Blanco, lista 162, sin corte, junto a DE NARVAEZ y SOLÁ.

Comentá la nota