Maraña de resoluciones

La Resolución 66 -del 15 de enero- estableció el inicio de la licencia de Cascón a partir del 18 del mismo mes, pero sólo por espacio de cinco días, a pesar que el intendente comunicó a su equipo de gobierno que descansaría dos semanas en Las Grutas.
El miércoles, con Cascón en Bariloche por la visita de la presidenta, el Ejecutivo firmó la resolución 83 que establecía suspender "el viaje realizado por motivos personales del señor intendente retomando su función el día 20 de enero desde las 10 hasta las 22 horas", y determinaba que continuaba a cargo del despacho de la Intendencia el secretario de Gobierno, Jorge Franchini, desde esa hora hasta las 22 del lunes 25.

Pero la publicación de la información sobre la maniobra para impedir que el presidente del Concejo pudiera reclamar la asunción interina de la intendencia provocó que el Ejecutivo, a través de una nueva resolución -la 150- definiera ahora dejar sin efecto -sin argumentos explícitos- la resolución 83.

¿Por qué se interrumpió entonces la licencia de Cascón?. Según dijo Franchini a ANB se debió a que "pensábamos que debía encabezar algún acto administrativo", pero reconoció que "nos equivocamos; finalmente no fue así".

El secretario de Gobierno negó "desprolijidad" en todo la maniobra, pero admitió: "no me quedo tranquilo con Barriga a cargo del despacho del intendente".

Este medio consultó al funcionario por qué motivo el pedido de licencia del jefe comunal no se extendía por los diez días que durarán sus vacaciones, y reconoció que "inicialmente se buscó dejar a cargo al secretario de Gobierno".

Ahora, para disimular la desprolijidad, el Ejecutivo prepara una nueva resolución dejando a cargo del despacho del jefe comunal al edil Daniel Pardo, aunque para eso tenga que forzar las vacaciones del intendente agregándole un día más. Es que esa nueva resolución entraría en vigencia el próximo lunes 25, y Cascón tenía pensado reintegrarse el fin de semana del 30 y 31 de este mes, es decir menos de los cinco días establecidos como tope. Así, el Ejecutivo debió recurrir a demasiada ingeniería para no admitir que intentó impedir que Barriga quede al frente del despacho del intendente. (ANB)

Comentá la nota