Maradona inspeccionará el Gigante

Las controversias con el presidente de River, José María Aguilar, por el estado del césped del Monumental antes del encuentro con Colombia, la decisión de solicitar un cambio de sede para el siguiente partido de local por las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, el arribo de los representantes de la FIFA para aprobar el nuevo escenario, la puesta en marcha de las obras de remodelación que solicitó el organismo internacional del fútbol...
Finalmente, después de tantas medidas protocolares, hoy será el día en que Diego Maradona, el entrenador de la selección argentina, inspeccione junto con sus colaboradores del cuerpo técnico la cancha de Rosario Central, donde el 5 de septiembre, desde las 21.30, el equipo albiceleste se medirá con el líder Brasil, por la 15a fecha de las eliminatorias sudamericanas.

La comitiva viajará por la tarde y, una vez en Rosario y sin intermediarios, recorrerá las instalaciones del Gigante de Arroyito. Más tarde, desde las 19, Maradona ofrecerá una conferencia de prensa en el hotel Ros Tower, que será el búnker donde se alojará la Argentina a la espera del encuentro con los brasileños. La visita de Maradona se produce dos semanas después de que una delegación de la Confederación Brasileña de Fútbol recorriera y estudiara los pasos por seguir en la ciudad santafecina. El plantel dirigido por Dunga arribaría un día antes del trascendental choque, en vuelo chárter, desde Río de Janeiro, y utilizará las instalaciones del hotel Holiday Inn como centro de operaciones.

Por su parte, los dirigentes de Central supervisan el avance de las obras que pidió la FIFA y que deberán estar terminadas antes de fin de mes. Las refacciones solicitadas alcanzan los sectores VIP y de prensa, donde se colocarán nuevos pupitres, como también la zona de los vestuarios y el campo de juego, donde se levantó el nivel de los bancos de los suplentes y se volvió a sembrar el césped.

Maradona y los jugadores pidieron y consiguieron que la selección juegue en Rosario. Hoy se empezará a conocer si la movida fue una buena decisión.

Comentá la nota