¿Maquinitas al hipódromo?

Una de las posibilidades que se estaría analizando en el gobierno bonaerense es trasladar las máquinas tragamonedas, que actualmente funcionan en el Bingo al hipódromo de La Plata, con lo cual se debería reformar la normativa que prohibe el funcionamiento de estas maquinitas en agencias hípicas. Además, hay otra ley que le otorga a cada sala un monopolio que abarca 150 kilómetros a la redonda.
Existe un acta, firmada por sindicatos y empresarios de la actividad hípica, y que también tiene la rúbrica de autoridades de Loterías bonaerense, en la que se menciona expresamente la necesidad de instalar maquinitas en centros hípicos, para hacer frente “a la crisis” que afronta el sector.

Algunos trascendidos dan cuenta de que los empresarios Gastón y Martín Blaquier, junto con Enrique Glazman, que actualmente regentean el bingo de Pilar, podrían quedarse con la licencia de ese negocio hasta el año 2021 en La Plata. Pero el gran interrogante pasa por saber si mantendrán el esquema mediante el cual se le derivan recursos del juego a supuestas entidades sociales que son investigadas por la Justicia, como es la Fundación Florencio Pérez, que preside Raúl Kraiselburd. Además, tampoco se justifica que clubes de fútbol de primera división, como Estudiantes y Gimnasia, sigan recibiendo este dinero a partir de la fundación Estadio Unico, cuando son entidades que facturan millones de pesos.

¿No habrá llegado el momento de reconsiderar cuáles deben ser las entidades que deben recibir esos fondos? En nuestra región y en la Provincia existen numerosas instituciones de reconocida labor social, como el Hogar del padre Cajade, el Hospital de Niños y el Hogar del Niño Esperanza de Ana Mon, que cumplen una importante labor social y están totalmente fuera del sistema.

Este mismo modelo se repite en el Conurbano bonaerense. Según pudo saber Hoy, clubes como Banfield, Lanús y Deportivo Morón reciben dinero que tienen su origen en las maquinitas.

Comentá la nota