Con máquina pesada fumigan Sáenz Peña para controlar sin tregua el foco de dengue

El Comité de Emergencias Sanitarias, entidad dependiente del Ministerio de Salud de Nación, dispuso ayer por la madrugada la tarea de una máquina pesada de termoniebla, que tiene la capacidad de realizar tareas de fumigación con amplia cobertura.
El doctor Raúl Fernández, subsecretario de Medio Ambiente, indicó que ayer cerca de las 4.30 comenzó a transitar por las calles céntricas de Sáenz Peña una máquina de fumigación montada en una camioneta con la capacidad de dispersar el insecticida a gran alcance. Según indicó el funcionario provincial, el recorrido de la maquinaria se realiza en horarios nocturnos, con el objetivo de prevenir accidentes de tránsito, considerando que la niebla producida por la fumigación demora hasta 20 minutos en dispersarse. Durante la madrugada de ayer, el rodado recorrió calles céntricas y barrios comprendidos entre calle Comandante Fernández (12) y Avenida Sarmiento (1), hasta ruta nacional 16.

Con un compromiso denotado, la empresa Sameep dispuso de 350 operarios, beneficiarios del Plan social Jefes y Jefas de Hogar, para intensificar las tareas de fumigación domiciliaria. En este sentido, el doctor Raúl Fernández subrayó la decisión de la empresa estatal en acompañar las tareas de prevención para erradicar la epidemia y reiteró el pedido de acompañamiento a toda la comunidad para que abra las puertas de su hogar y permitir así el paso de los operarios correctamente identificados con la empresa estatal.

Por chacaritas y gomerías

La brigada de Control de Vectores, encabezada por Mario Tutera, realizará durante la jornada de hoy y mañana, un recorrido por todas las chacaritas y gomerías existentes en Sáenz Peña, a fin de constatar el estado de las instalaciones y corroborar la inexistencia de larvas del mosquito transmisor del dengue. De esta manera, se tendrá un panorama acabado de las acciones que se han desarrollado hasta el momento y controlar el estado de los comercios luego de las fumigaciones realizadas.

En otro aspecto, la coordinadora de Gestión Municipal Raquel Psocik alentó a los vecinos a retirar los cacharros y depositarlos en la vía pública, para que camiones del Municipio Local pasen a retirarlos. La funcionaria municipal indicó que todos los vecinos que tengan chatarras en sus veredas deben comunicarse con el Municipio, para la posterior eliminación total de los recipientes. En este sentido sostuvo que las tareas de descacharrado son una responsabilidad de todos los vecinos y aseguró que la Municipalidad dispondrá de todas sus herramientas para que el hábitat del vector sea totalmente destruido.

Inspectores del Municipio local visitaron comercios dedicados a la venta de repelentes e insecticidas, atentos a la amplia demanda suscitada por la aparición de la epidemia y con el objetivo de evitar abusos en el costo de los productos. Pablo Bruna destacó el acompañamiento de la Cámara de Comercio y destacó que sólo un comercio fue intimado por precios abultados y afirmó que en los próximos días será comunicado a las oficinas de Defensa del Consumidor.

Viveza criolla

La "viveza criolla" que se hace notar en las catástrofes sanitarias o naturales sigue latente. Por ello, desde la comunal local denunciaron que en el Barrio 1º de Mayo deambula un ciudadano que promete obras públicas y tareas de fumigación con un aporte de dinero previo. Este caso ha sido denunciado por los vecinos del barrio ubicado al Oeste de Sáenz Peña y los funcionarios municipales aconsejaron que de llegar a ser visitados por este individuo se comuniquen de inmediato con las fuerzas policiales.

El abogado Pablo Bruna, subsecretario de Gobierno Municipal, aseguró que todos los operarios que dependen del municipio local y la empresa estatal Sameep están correctamente identificados, por lo que los vecinos deben controlar a cada agente y permitirles el paso para que las tareas de fumigación avancen en los domicilios particulares de cada barrio.

Comentá la nota