Mapuches piden aplicar la enseñanza bilingüe con seriedad

El Parlamento Mapuche analizó la situación durante su reunión en Viedma. Quieren que legisladores y docentes se sumen al debate.

VIEDMA (AV).- La Coordinadora del Parlamento Mapuche pidió formalizar la educación intercultural bilingüe en Río Negro, apuntando a que obtenga la jerarquización que corresponde, ante la falta de decisiones para un reconocimiento oficial.

Las observaciones están planteadas a partir de la inexistencia de puntaje para los docentes por las características que debe contar un programa de esa naturaleza, como tampoco existen posibilidades de crear una dirección que atienda la problemática de esa especialización.

Estas inquietudes fueron tema de análisis durante el último Parlamento Mapuche, que sesionó en esta capital, donde se llegó a la conclusión de que el Ministerio de Educación hace oídos sordos a las propuestas que se presentaron desde las comunidades.

Así lo señaló el consejero Ignacio Prafil, quien insistió en la necesidad de que exista una oferta educativa como modalidad en lugar de un taller que se está dando en algunas localidades de la Línea Sur.

Prafil puso como ejemplo que en Pilquiniyeu del Limay se aceptó una especialización pero "aparecieron diferencias entre la directora de la escuela y la comunidad, y el trabajo de dos años se perdió".

La propuesta establece que dentro de la Comisión de Educación de la Legislatura se trate esta problemática, con la intervención de las comunidades y la Unter, para facilitar la revisión de textos destinados a los alumnos, capacitar a docentes, impulsar la inscripción de docentes, y que sea separada de la actual modalidad conocida como de Jornada Extendida.

La iniciativa de las comunidades aborígenes persigue la intención de que la modalidad se amplíe a escuelas de la periferia urbana de distintos puntos de la provincia, donde viven alumnos de ese origen.

Algunas actuales experiencias como especialización, y que no revisten el carácter de modalidad, se remiten a la Escuela Primaria Nº 150 del paraje rural Los Repollos, cercano a El Bolsón. La matrícula está compuesta por un 70 por ciento de alumnos que provienen de una comunidad aborigen.

A principios de 2007, en el paraje Chacay Huarruca, se realizó la apertura de la primer escuela de la con este tipo de experiencias educativas fundamentada en un espacio de aprendizaje orientado a reflexionar sobre las diferencias, aceptando la diversidad como una herramienta de construcción múltiple.

Asimismo, la Escuela primaria Nº 174 del paraje Blancura Centro funciona bajo esta metodología a partir de la incorporación de una maestra intercultural y un maestro artesano, ambos pertenecientes a la comunidad mapuche Lofche Raghiñ Currá Meu.

Comentá la nota