Mapuches critican acuerdo con la provincia por tierras en ChapelcoEx autoridades de la Comunidad Curruhuinca presentaron un documento donde afirman que "se violan" sus derechos como pueblo.

Ex autoridades de la Comunidad Curruhuinca presentaron un documento donde afirman que "se violan" sus derechos como pueblo.
Ex autoridades de la Comunidad Curruhuinca rechazaron el acuerdo alcanzado por el lonko Ariel Epulef con el gobierno provincial para encaminar los reclamos territoriales sobre el lote 69 A, donde se ubica el Cerro Chapelco.

Lo hicieron a través de un documento firmado por quienes representaran a las comisiones directivas anteriores a la actual gestión, entre los que se encuentran Carlos Curruhuinca, Diego Cayún y Oscar Curruhuinca y en el que manifiestan su disconformidad con el convenio suscripto días atrás, señalando que el mismo "viola los derechos consagrados que tenemos como pueblo originario".

"Solamente se tiene en cuenta la parte económica y asistencialista con el fin de avanzar en la extensión de la concesión de Chapelco, condenando a los hermanos que viven aguas abajo no solamente al despojo territorial, ya materializado, sino también a la contaminación que genera la explotación irracional del centro de esquí", indicaron.

El convenio firmado entre la comunidad mapuche Curruhuinca y el gobierno provincial establece, entre otros puntos, el pago de un canon anual de 70 mil dólares, la puesta en marcha de una nueva mesa de diálogo vinculada a la cuestión territorial en el cerro Chapelco y la construcción de 17 viviendas.

Futuro

Los ex lonkos responsabilizaron a la comisión directiva mapuche como así también a la provincia y al municipio de "ignorar la lucha y los reconocimientos jurídicos que debieran ser la base de cualquier acuerdo posible por el complejo invernal Cerro Chapelco".

"Esta forma de subordinar la comunidad Curruhuinca al poder político y económico dominante, con este convenio por dos años, hipoteca nuestro futuro y pisotea la memoria de nuestros antepasados que han defendido el espacio territorial, ya que brinda derechos adquiridos y genera antecedentes jurídicos y legales, siendo un mal precedente para un acuerdo futuro", manifestaron.

Por otro lado, rechazaron la "metodología que se usó para aprobar el convenio, sin debatir y escuchar los cuestionamientos que se le plantearon. "Un acuerdo de esta magnitud no puede ser avalado por 30 personas", sostuvieron en su documento.

Comentá la nota