Manzur ratificó su pertenencia al alperovichismo

El ministro de Salud de la Nación pasó fugazmente por Tucumán y dijo que, pese a las denuncias, Aragón trabajará en su cartera. El compañero de fórmula de Alperovich se reivindicó titular de la Legislatura y dijo que no será candidato a gobernador en 2011.
"Mi gobernador". La frase tronó anoche en el comedor de la residencia oficial de la Provincia, en Yerba Buena, tanto como las palmadas del abrazo que se prodigaron el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, y el gobernador, José Alperovich. El funcionario nacional se detuvo en Tucumán, en su paso hacia Jujuy, para reunirse con el mandatario y con otros funcionarios del gabinete local, que lo aguardaron con un buen asado. Después de los saludos, el vicegobernador en uso de licencia dialogó con LA GACETA y, como es su característica, se mostró más predispuesto a hablar sobre su gestión en la cartera de salud antes que de política.

-¿Es fácil trabajar con los Kirchner?

- Yo me manejo con la Presidenta de la Nación (Cristina Fernández), no tengo relación con el ex presidente (Néstor) Kirchner. Mi relación con la Presidenta es fluida, sobre la base de consultas, comentarios, algunos pedidos y sugerencias que me hace. Hay medidas que me impulsó a seguir.

- ¿Cuánto tiempo más seguirá en el gabinete nacional?

- No se cuánto, pero mientras esté en el cargo entregaré todo de mi parte para agregar un granito de arena en materia de salud, para que los argentinos podamos estar mejor.

-¿La Presidenta le puso plazos o metas?

- Yo le hice propuestas. En materia de salud los cambios no son de un día para el otro, es un proceso que tiene sus tiempos de implementación y de resultados. Hay que planificar. Yo trabajo con un grupo de expertos para presentar el año que viene un plan de salud del bicentenario, que abarque desde 2010 hasta 2016.

- ¿Cuál sería el objetivo para Argentina en materia de salud?

- Hay muchas acciones en ámbitos sensibles como el de maternidad e infancia. Hay que poner mucho énfasis en la atención primaria de la salud. Una meta sería crear el Instituto Nacional del Cáncer.

- ¿La acción política le molesta a la gestión sanitaria?, por ejemplo: la perdida del Congreso por parte del oficialismo ¿puede perturbar su tarea?

- Obviamente todo repercute. Todo tiene que ver con todo. Lo que no tenemos que perder de vista es que en la salud se trabaja por el bienestar y con la vida.

- ¿Superó las diferencias con Hugo Moyano, o su influencia en el ministerio le molesta?

- Yo trabajo tranquilo. Mi relación con Moyano, como representante de la CGT, es fluida. Hay que pensar que en el sistema de seguridad social hay 16 millones de personas, sobre un total de 39 millones de habitantes. Por eso hay que trabajar de forma conjunta. El gran desafío es coincidir en acciones de política sanitaria.

- ¿Las denuncias contra Angel Aragón provocarán algún reacomodamiento en su cartera?

- No. Todas las iniciativas y propuestas son presentadas a la Presidenta. Las discutimos, vemos la viabilidad, el perfil, y en función de eso la Presidenta decide el nombramiento, o no, de un determinado colaborador

-¿Aragón seguirá entonces?

- Sí, está trabajando. El habló y dio sus explicaciones. Son cosas normales, pero hay que dar respuestas claras.

- ¿Espera que Alperovich le diga que regrese a su puesto?

- Soy el vicegobernador. La Presidenta, en un momento especial, no habló conmigo sino con el gobernador. Ella pensaba que yo podía aportar algo y bueno, allí estoy.

- ¿Será candidato a gobernador?

- No, yo formo parte de un proyecto que está cambiando Tucumán desde 2003.

Comentá la nota