Manzur brindó un informe al Senado

Manzur brindó un informe al Senado
Confirmò que ya son 70 las personas fallecidas, pero negó que la Argentina tenga la tasa más alta de mortalidad.
El ministro de Salud, Juan Manzur, afirmó hoy que en la Argentina se han confirmado 70 casos fatales provocados por la gripe A, pero negó que haya una tasa de mortalidad mayor a la de otros países afectados por la misma pandemia.

Manzur concurrió esta mañana al Senado para brindar un informe a los jefes de bancada, en un encuentro que se desarrolló a puertas cerradas y que se extendió por espacio de dos horas.

Sobre la proporción entre cantidad de muertos y casos conocidos de enfermos -según relató luego el senador de la Coalición Cívica Samuel Cabanchik -, Manzur dijo que en Argentina no es mayor que en otros países, y atribuyó las diferencias a que las estadísticas en otros lados pueden estar desactualizadas.

Cabanchik dijo que esta respuesta del ministro lo dejó " preocupado", porque no sabe si es realmente así, o si hay aquí "un problema más grave".

Además, señaló que el ministro descartó la necesidad de que el Congreso dicte una emergencia sanitaria por esta cuestión, y aseguró que el Gobierno cuenta con un stock de 300 mil tratamientos para enfermos en situación de riesgo, y que se espera la llegada de 600 mil más provenientes de Suiza.

De todos modos, aclaró que dichos tratamientos no serán provistos a todas las personas que tengan síntomas de la enfermedad, sino a las que integren los sectores de mayor riesgo, como niños, ancianos o mujeres embarazadas.

Asimismo, el titular de la cartera sanitaria dijo que se está estudiando si el virus que circula en Argentina "es exactamente igual" al que afecta otras regiones del mundo, para asegurarse que las vacunas que se están desarrollando en otros países sirvan para prevenirla aquí.

Además de los 70 casos fatales ya confirmados, el ministro indicó a los legisladores que hay otros 60 fallecimientos que están siendo estudiados para determinar si se produjeron por la misma causa o por otras cuestiones.

Tras la reunión, el senador Cabanchik cuestionó "la falta de criterios uniformes" entre las distintas jurisdicciones, y puso como ejemplo que desde el Gobierno nacional se dispuso un asueto administrativo para el viernes, mientras que la administración porteña decidió que no era necesaria una medida de ese tipo.

El legislador también planteó que se requiere de una mejor comunicación a la población sobre las medidas de prevención y acciones a seguir en caso de que una persona padezca síntomas de gripe A.

Comentá la nota