Manzur admite que se evalúa organizar el CAM.

El vicegobernador precisó que hay varias propuestas en danza y que, cuando una obtenga consenso, será discutida por la Legislatura. Por primera vez, una voz del oficialismo reconoció que se pretende conformar definitivamente el órgano que se encargará de seleccionar los jueces que cubrirán las vacantes.
Una importante voz del gobierno de José Alperovich reconoció ayer, por primera vez, que están barajando alternativas relacionadas con la organización -por medio de una ley- del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), órgano que se abocará a seleccionar a los interesados en cubrir la treintena de cargos vacantes en la Justicia.

En San Andrés, donde visitó obras públicas, cuando se le preguntó sobre el tema, el vicegobernador, Juan Manzur, a cargo del Poder Ejecutivo, admitió que hay varias propuestas en danza, pero no dio mayores precisiones. “La idea es poder llegar a un consenso. Lo que he conversado con los legisladores, en su mayoría del bloque oficialista, es que, en la medida en que surja una propuesta de consenso y superadora de las que tenemos, la llevemos al recinto y la pongamos a consideración del cuerpo. La Cámara y muchos de los legisladores están a la espera de que pueda bajar al recinto”, afirmó.

La declaración de Manzur tiene importancia porque el lunes había manifestado sus dudas respecto de la posibilidad de avanzar con la conformación -por ley- del CAM. Por el contrario, había sugerido que convenía esperar la resolución de la Justicia respecto del recurso de revocatoria y del planteo de nulidad deducidos por el fiscal de Estado, Pedro Giúdice, contra la importante resolución del 21 de diciembre. Ese día, Rodolfo Novillo, entonces a cargo de la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, ordenó al Poder Ejecutivo que se abstuviera de aplicar el mecanismo previsto por la Ley 8.136, norma que posibilitaba que los poderes políticos designaran discrecionalmente jueces temporarios o provisorios, sin un mecanismo previo que permitiera constatar la idoneidad y los méritos de los interesados en cubrir los cargos.

Avance decisivo

La propuesta de avanzar con el establecimiento del CAM ganó fuerza luego de que los dos colegios de abogados (el de la capital y el del sur) se negaron a discutir cualquier alternativa (al problema de las vacantes) que no pasara por la organización -en forma equilibrada- de este órgano consultivo de carácter pluriestamental.

En el oficialismo, según pudo saber LA GACETA, circulan varias ideas acerca de cómo podría ser organizado el CAM. Una de ellas es que tenga cinco miembros: dos legisladores, dos magistrados (un vocal de la Corte Suprema, que lo presidiría, y un juez con rango de camarista, elegido en comicios) y un representante del Colegio de Abogados de la capital o del sur, según a qué centro judicial perteneciera la vacante por cubrir. No obstante, para asegurar el equilibrio, los letrados bregarían porque sean dos las voces de ese estamento.

Otro concepto que se afianza es que el CAM, que contaría con una secretaría propia y autónoma (para reforzar su independencia respecto de los tres poderes), eleve ternas vinculantes por cargo (al Poder Ejecutivo para que este elija a uno de los seleccionados) luego de celebrar concursos de oposición y antecedentes. En este último aspecto también se consolida el concepto de que, en puntaje, la prueba escrita debe tener un valor superior al de las otras etapas (calificación de los antecedentes y entrevista).

Comentá la nota