Manuel Zelaya rechaza gobierno de unidad y rompe el diálogo

El presidente depuesto da por roto el diálogo con Micheletti y anuncia que no reconocerá el resultado de las elecciones, previstas para finales de noviembre
Manuel Zelaya dijo el viernes que el acuerdo que firmó la semana pasada con el gobierno de facto de Honduras es "letra muerta", luego de que el presidente de facto Roberto Micheletti formó un Gobierno de unidad nacional sin incluirlo.

Zelaya fue derrocado el 28 de junio y expulsado de Honduras a punta de pistola por militares. Tras el golpe, un gobierno de facto encabezado por Micheletti fue designado por el Congreso, agudizando la peor crisis política en Centroamérica en dos décadas y dividiendo al país.

El que Micheletti forme un gobierno de unidad es "una bofetada a la comunidad internacional", dijo Zelaya, mientras que Manuel Reina, negociador del depuesto mandatario, responsabilizó al gobierno de facto por el fracaso del acuerdo y dijo que no se reconocerán los resultados de las elecciones presidenciales del 29 de noviembre.

Sucede que el presidente de facto de Honduras instaló a última hora del jueves un gobierno de unidad nacional, sin la participación del depuesto mandatario Manuel Zelaya, luego de que, tras meses de negociaciones para volver al poder con el apoyo de la comunidad internacional, Zelaya acordó la semana pasada con el Gobierno de facto formar un gobierno de unidad nacional y que el Congreso decidiera si él debía retornar a la presidencia del país.

"Me enorgullece esta noche anunciar que hemos finalizado el proceso de conformación del gobierno de unidad y reconciliación dentro del límite establecido", dijo Micheletti en cadena nacional de radio y televisión. El mandatario de facto aseguró que, pese a que le fue solicitado, Zelaya no envió una lista de delegados para conformar el gobierno de unidad.

Comentá la nota