El Manual K para generar crisis en pocas horas

Por Martín Dinatale

En las últimas 24 horas el Gobierno desplegó a pleno el auténtico Manual K para generar crisis. El conflicto de la Casa Rosada con Martín Redrado no hizo más que potenciar la maquinaria kirchnerista de forzar conflictos al mejor estilo de lo que fue la resolución 125 del campo, sólo que esta vez todo resultó ser más precipitado y desprolijo que de costumbre.

Esta vez, el Manual K contempló los siguientes puntos:

* Al expulsar al presidente del Banco Central por decreto y sin previo paso por el Congreso, como lo ordena la Carta Orgánica de esa entidad, se puso al desnudo la intención presidencial de eludir drásticamente al Parlamento, donde el oficialismo ya no cuenta con mayoría.

* El kirchnerismo, al igual que en el conflicto de la 125, mandó grupos de choque a la manifestación de apoyo a Redrado frente al BCRA. Sólo que esta vez no estuvo el piquetero Luis D´Elía, pero se sumó el respaldo de la CGT y de algunas entidades bancarias aliadas para sustentar una medida que en pocas horas una jueza determinaría que es inconstitucional.

* La jugada de sacar reservas por la fuerza para redirigir partidas del presupuesto hacia otros fines revela que Kirchner está dispuesto a avanzar con toda la maquinaria de recursos del Estado en su pelea electoral de 2011.

* Los ataques de la Casa Rosada a Redrado lograron lo que no ocurrió en la pelea del campo: unificar a sectores antagónicos de la izquierda dura con la derecha.

* Según expresó ayer a LA NACION un destacado referente del kirchnerismo, la crisis de Redrado ahuyentó en las últimas horas a varios dirigentes del oficialismo que venían dudando de apoyar a Kirchner en 2011. Este éxodo peronista se podrá cristalizar cuando el Congreso se reúna para tomar una definición.

* Sin quererlo, Cristina Kirchner realzará la figura de Cobos, ya que éste, como presidente del Senado, eventualmente deberá desempatar en la comisión encargada de definir esta situación.

* Los ataques a Redrado por su "neoliberalismo" potenciaron la antinomia oligarquía-pueblo que busca instalar la Casa Rosada.

En definitiva, el Manual K sólo generó un clima de crispación que está lejos del mensaje de consenso que propuso la Presidenta al inaugurar el año del Bicentenario.

Comentá la nota