Manu: volvió a tiempo para lo mejor del año.

NBA: Tras 42 días sin jugar, Ginóbili reapareció en el 102-92 de San Antonio a Atlanta, a menos de un mes para los playoffs.
Lo recordará como un año de muletas y mucha ansiedad. En total, Emanuel Ginóbili se perdió 31 partidos en la temporada, que tuvo dos grandes interrupciones por lesiones. Ayer, 42 días después de su último partido, Manu volvió al parquet. Como podía esperarse, jugó poco y estuvo algo falto de ritmo ante Atlanta (102-92), pero al menos su regreso se produjo con el tiempo suficiente para encontrar su mejor forma de cara a los playoffs, que comenzarán en la segunda quincena de abril.

En el Philips Arena, de Atlanta, faltando 4m8s para el final del primer cuarto, Ginóbili ingresó por Michael Finley. Falló un triple y fue gestor de la primera gran emoción de la noche en la voz de los relatores, cuando anotó un doble sobre el cierre del cuarto inicial, al tiempo que sonaban las bocinas, tras recibir una asistencia de Kurt Thomas.

Manu no pudo comenzar la temporada por la operación en el tobillo izquierdo, por el severo esguince en Pekín 2008. Cuando se recuperó de esa lesión y para proteger su pierna izquierda, en los partidos recargó el peso de su cuerpo sobre la derecha, una acción instintiva, que derivó en una fisura por estrés en el peroné derecho. Su último encuentro había sido el 11 de febrero pasado, cuando fue la gran figura de su equipo y anotó 32 puntos en la victoria sobre Toronto por 91-89.

Anoche, el bahiense completó su estadística con apenas 2 puntos (1/4 dobles y 0/3 triples), 2 rebotes y 1 asistencia en 14 minutos. Sus números, claro, están muy lejos de lo que acostumbra a producir, pero lógicamente, deberá ir de a poco. "Manu es nuestro toque diferente, nuestro factor X. No tenemos ahora un jugador de sus condiciones", había dicho Gregg Popovich, que no puede celebrar más este retorno.

Sin embargo, en un año de lesiones, la alegría por el regreso no podía ser completa para los Spurs, ya que Tim Duncan, con una tendinitis en la rodilla derecha, tuvo descanso anoche. El motivo por el que Popovich decidió reservar a su pivote fue que San Antonio jugaba en noches consecutivas, ya que anteayer, venció a Golden State por 107-106, con 21 puntos de Duncan y otros 24 de Tony Parker.

Justamente el francés fue la figura de los texanos ante los Hawks. El base terminó con 42 puntos y 10 asistencias (18/25 dobles y 6/6 libres). Joe Johnson, de Atlanta, hizo 30. Fabricio Oberto jugó poco (6m) y no convirtió.

Como en la última jornada Houston cayó ante Utah Jazz (86-99), los Rockets le cedieron el 2° lugar del Oeste a San Antonio. Luis Scola volvió a ser de lo mejor de los Rockets, con 10 puntos (4/9 dobles y 2/2 libres) y 12 rebotes.

San Antonio tiene un 66,1% de triunfos (47 victorias y 24 derrotas), mientras que Houston tiene 64,3% (47-26). Difícil será que uno de ellos alcance al líder, Los Angeles Lakers (55-14). Anteanoche, Walter Herrmann jugó un buen partido (9 puntos y 4 rebotes en 13m), en la caída de Detroit (91-99 con Miami), y los Lakers vencieron a Oklahoma (107-89).

Otros partidos jugados ayer: Washington 95 (A. Jamison, 27) vs. Charlotte 93 (G. Wallace, 21), Indiana 90 (D. Granger, 28) vs. Miami 88 (D. Wade, 21), Toronto 115 (A. Bargnani, 23) vs. Milwaukee 106 (R. Jefferson, 22), Cleveland 98 (L. James, 22) vs. New Jersey 87 (V. Carter, 20) y Philadelphia 96 (T. Young, 29) vs. Minnesota 88 (R. Carney, 21).

* Nunca antes se había perdido tantos partidos

Si jugara los 11 partidos de la temporada regular que quedan por delante, Manu llegaría a 50 partidos en el año. De cualquier manera, completará su peor marca desde que llegó a la NBA en 2002. Su registro más bajo había sido en la temporada 2005/06, con 65 partidos.

Comentá la nota