Manu, con la habilidad de un martillero

La segunda cena anual de la Fundación Manu Ginóbili, celebrada anteanoche en el hotel Panamericano con una gran subasta, fue otro rotundo éxito que servirá para seguir ayudando a los niños del Hogar Mamá Margarita y el Hospital Municipal, de Bahía Blanca. Camisetas de Messí, Tevez, Nalbandian, Manu, LeBron y Nash, una pelota de la NBA autografiada por el plantel de los Spurs, más una zapatilla gigante de Yao Ming, fueron rematadas a precios muy altos por diferentes empresas.
El mago Juan Ordeix y Los Auténticos Decadentes le pusieron ritmo, color y diversión a la especial noche que contó con muchas personalidades del deporte. Y como ya parece una costumbre, Manu volvió a subirse al escenario, tomó el micrófono y empezó a levantar las ofertas con habilidad de martillero. Así terminó rematando a buen valor cuatro pasajes para ver a los Spurs con los gastos pagos y con atención personalizada.

Comentá la nota