Mantienen el repliegue por la creciente

Los damnificados de Capital se encuentran en cortes de ranchos provistos por Defensa Civil o casas de familiares y aún no vuelven a sus hogares. Aseguran que en caso de registrarse lluvias intensas o un aumento del Paraná se agravarían los problemas de evacuaciones y reubicaciones.
EL DATO

La mayoría de los 600 evacuados de la tormenta del 19 de enero volvieron a sus hogares al cabo de entre 1 ó 2 días luego de ser asistidos en los colegios linderos a los barrios afectados, afirmaron desde Defensa Civil.

LOS NUMEROS

6,80 es la altura que el río registró ayer, desde el domingo según Prefectura Naval.

En la Capital todavía hay 80 familias que fueron reubicadas y siguen siendo asistidas como consecuencia de la crecida del río y la tormenta del 19 de enero. Según fuentes oficiales, el panorama tiende a empeorar, pues la persitencia de las lluvias podría ocasionar otro repunte en el caudal, un escenario para el que existe un programa de acción, aun si el Paraná alcanzara en el punto de alerta hidrológico, de 7 metros de altura.

Defensa Civil de la Provincia tiene registradas actualmente 80 familias que fueron reubicadas o se autoevacuaron debido a la crecida del río y las lluvias de la temporada. "Desde nuestra área se logró ubicar y asistir a los afectados en lugares más altos, e inclusive muchas personas se fueron a casas de familiares en otros puntos de la ciudad", indicó el subdirector de Defensa Civil Provincial, Bruno Lovinson.

"Muchos de los perjudicados se encuentran en los cortes de rancho que se realizaron a fines de octubre del año pasado, los cuales tienen una duración aproximada de 6 meses", especificó el funcionario. A su vez, Defensa Civil Provincial realiza monitoreos y controles constantes de las zonas que corren más peligro, no solamente con las lluvias en la ciudad sino también con las subidas del caudal del Paraná.

Entre los puntos de la ciudad más afectados por estas dos cuestiones se encuentran los barrios Esperanza, La Olla, las Mil Viviendas, Río Paraná, Punta Taitalo, Lomas del Mirador, entre otros.

Cabe recordar que la última gran tormenta que afectó a la ciudad fue durante la madrugada del 19 de enero, donde cayeron 150 milímetros de lluvia y afectó a más de 600 personas.

En el caso de las lluvias, el principal problema que se genera, según Defensa Civil, es la gran cantidad de agua que pueda llegar a caer en poco tiempo, lo que satura y colapsa los desagües y cañerías de la ciudad.

Con respecto al aumento del caudal del río el panorama puede llegar a empeorar. "Según nuestras fuentes, el río puede seguir creciendo, complicando un poco más la situación de las familias ribereñas, aunque no es para alarmarse", explicó Lovinson. Además aclaró que febrero suele ser históricamente un mes donde se producen crecidas en el Paraná, por lo que los repuntes son previsibles y se debe actuar en caso de que generen inconvenientes para la población.

Con respecto a la posibilidad de ingresar en estado de alerta hidrológico, el subdirector de Defensa Civil remarcó que "aun si el río ingresa al nivel de evacuación de 7 metros, las medidas y plan de contingencia no van a variar: se van a seguir utilizando las escuelas cercanas y reubicando a los más afectados".

Para que las medidas sean cambiadas el río debe superar los 8 metros, o acercarse a la crecida histórica de 9,84 metros (que se dio en 1984) convirtiéndose en una altura extraordinaria y lo cual no está todavía contemplado en las previsiones que manejan oficialmente.

Los reubicados y asistidos fueron en mayor proporción personas de bajos recursos, con oficios como ladrilleros y pescadores que viven a la vera del Paraná. Debido a la cercanía del río y las fuertes lluvias, la altura ideal donde fueron reubicados es de 9 metros, aunque muchos regresan a sus antiguos lugares. "Muchas personas vuelven a sus casas en la costa porque allí se encuentra sus sustentos diarios, por lo que es muy difícil mantenerlos mucho tiempo en lugares más altos donde no corran peligro ante alguna inclemencia climática", manifestó el funcionario.

Comentá la nota