Mantienen en pie el aumento del agua previsto en mayo

Mantienen en pie el aumento del agua previsto en mayo

Fuentes oficiales confirmaron que el aumento de aguas (27%) se aplicará en mayo. Las distribuidoras eléctricas no tendrán nuevas subas. El ajuste del gas quedará para diciembre. Mientras tanto, hubo aumentos en peajes.

El congelamiento de las tarifas anunciado por el Gobierno tendrá excepciones. La estatal Aysa tiene previsto un incremento del 27% para mayo, que comprenderá un año. Esa suba semantendrá. Se le suma al 17% de aumento que ya hubo en enero de este año.

Una familia tipo pasará a pagar $ 348 dese mayo, según estimaciones hechas por la empresa en relación al servicio de agua potable. Por cloacas, se paga otro tanto. Desde mayo de 2019, las boletas llegarán en forma mensual, dejando el formato bimestral que se usa ahora. Casi 2,5 millones de hogares tienen acceso a ambos servicios (agua y cloacas), mientras que cerca de un millón tiene solo una de esas prestaciones.

Aysa aumentó un 26% en mayo de 2018. Y en enero le agregaron otro 17%. Con ese 45% acumulativo, la empresa entiende que cubrió el aumento del costo de vida interanual.

La recomposición del 27% que viene ahora -y que durará 12 meses- comprendería la inflación del año en curso, tal como estaba en el presupuesto sancionado para este 2019. Pero ese número quedó viejo a los ojos de los datos de los últimos meses, de aceleración entre marzo y abril.

El Gobierno promete que no habrá más aumentos de servicios para este año. En el caso de la distribución eléctrica, hay dos incrementos -de 4% cada uno, para mayo y agosto- que fueron suspendidos, al menos en el área de concesión de Edesur y Edenor, que es el conurbano y la ciudad de Buenos Aires. De esa forma, el 55% previsto para este 2019 quedará en 43%.

La secretaría de Energía anunció, con la anterior gestión de Javier Iguacel y la nueva de Gustavo Lopetegui,  que iba a ser el último incremento del que se encargaba. En esa decisión, estimaba el traslado de la jurisdicción de Edenor y Edesur del Estado nacional a un ente conformado por reguladores de la ciudad de Buenos Aires y la provincia. El Poder Ejecutivo creía que, hacia agosto, ese proceso podía estar consumado. Pero ahora cambiaron sus coordenadas y suponen que todo se postergará. En base a ese esquema, suponen que seguirán sin modificaciones hasta diciembre.

Los incrementos en las tarifas de gas debían ser en octubre. Pero el Poder Ejecutivo ya les había avisado a las distribuidoras que se corría para diciembre, para después de las elecciones. Ejecutivos de las empresas se encontrarán esta semana con Lopetegui para hablar sobre lo que resta del año.

Mientras que ayer se conocieron aumentos en los peajes, Aysa mantiene el incremento para mantener sus cuentas equilibradas.

Para la expansión de la red y otras mejoras, la firma recurre a otros fondos, que no salen estrictamente de las facturas. En los planes originales, Aysa contaba con US$ 1.000 millones ($ 20.000 millones antes de la devaluación), repartido entre un aporte del Estado nacional y deuda por US$ 500 millones que la empresa tomó antes que el panorama económico del país se tornara complicado.

Coment� la nota