Mansilla se pone la camiseta de candidato a concejal por el felipismo

La decisión personal estaría tomada. Planteó disidencias con la conducción de Raúl Escudero, donde “ya descartaron las internas”. Primero afianzan debate interno antes de dialogar con el PRO.
Es casi un hecho que el concejal Carlos Mansilla, enrolado en las filas de Felipe Solá, intentará renovar su mandato al integrar una lista que competirá tanto con el Radicalismo de Miguel Lunghi como con el Partido Justicialista que encabeza Raúl Escudero.

Ayer el abogado adelantó a LA VOZ que la decisión personal está prácticamente tomada, aunque se mostró cauto sobre los detalles de un armado que aún tiene trabajo pendiente en el seno nacional, provincial, y también local.

Mansilla ratificó al argumentar su postulación por el PRO-Peronismo que tiene profundas disidencias, al parecer insalvables, con la conducción del PJ tandilense, que todo indica irá bajo la órbita de Néstor Kirchner, quien seguramente será candidato por la Provincia.

“No me siento representado por las autoridades del partido, y tomé una decisión en ese marco”, admitió el cooperativista, principal figura de la oposición a Lunghi en el Concejo Deliberante.

Desde el espacio que construye Roberto Mouillerón, Mansilla se siente respaldado de cara a la contienda en las urnas. Acaso se constituye en un botón de muestra más del desgajamiento de dirigentes que experimentó el kirchnerismo en el último tiempo.

“El adelantamiento de las elecciones no lo vemos bien, pero se dará así, son las reglas de juego”, criticó. Siempre desde el costado individual, Mansilla dijo sentirse “contento” con este nuevo desafío que lo expondrá al juicio del electorado.

“Estoy contento con esta intención de presentarme, pero evidentemente, el PJ no seré el lugar donde se pueda canalizar este proyecto”, argumentó para luego definir esta alternativa como “un nuevo Peronismo”.

También fustigó que en la sede de calle Pinto “ya está descartada la interna” para decidir democráticamente quienes serían los integrantes de la lista.

Sobre el éxodo de figuras dentro del sciolismo, recordó el edil que renunció en la víspera el viceministro de Trabajo, Gastón Guarrachino, hombre de Necochea que sería candidato del felipismo por la quinta sección electoral, y que hasta hace poco estuvo muy vinculado a Néstor Auza.

Luego remarcó que la convocatoria a dirigentes rurales “no estaría mal, tenemos entendido que hay interesados, entre ellos algunos peronistas. A mí me gustaría un frente muy amplio, que contenga al sector rural, al empresariado y a los gremios”, analizó Mansilla, para luego rememorar su slogan de campaña: “yo ya me animé en 2005, ahora se tienen que animar otros”.

Finalmente, aclaró que pese a las diferencias con el PJ serrano, “en Tandil nuestro contrincante es Lunghi y no el Partido Justicialista, aunque no comparta la conducción y la forma de hacer política” que tiene el partido.

Recomendar noticia

Comentá la nota