Mansilla dio su opinión sobre el fondo sojero.

El concejal Carlos Mansilla, único integrante del bloque Unión Peronista, envió una nota de opinión sobre el fondo sojero, tema que será abordado en la sesión que el Concejo Deliberante celebrará este jueves.
Hechos, no palabras

En estos días los argentinos, la dirigencia política y las noticias hablamos de diálogos, consensos, crisis, planificación y emergencia. Todos y cada uno tenemos responsabilidades, cada uno en su parte proporcional. Como mínimo un grano de arena cada uno. Y algunos tenemos mayores obligaciones.

El Concejo Deliberante de Tandil tratará en su próxima sesión dos temas sobre los que me permito relacionar y compartir unas ideas.

Se aprobarán los destinos del denominado "Fondo Sojero" que distribuye parcialmente la recaudación nacional de retenciones a la exportación de soja y fuera creado por decreto de Necesidad y Urgencia del Ejecutivo Nacional. Dicho Fondo, creado en forma amañada y aprobado por las provincias y los municipios fundamentados en el más crudo utilitarismo monetario, tiene como finalidad financiar obras de infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos o rurales.

También el Concejo denegará y archivará la solicitud de la agrupación Mujeres Sin Techo de venta de tierras municipales para la autoconstrucción de viviendas. Sin dudas los sectores más desprotegidos de la sociedad son los que más sufren las crisis económicas. Y las pandemias. El hacinamiento, los precios de los alquileres y la imposibilidad de las familias acceder a la propiedad de un lote o una casa ameritan una política municipal urgente. Se nos ha pedido una colaboración con la tarea que esta y otras organizaciones llevan adelante y la respuesta es nuevamente negativa.

Tres cuestiones nos hacen reflexionar:

1. La legalidad y legitimidad del Fondo y su distribución entre provincias y municipios en cuanto a la ausencia de consenso con quienes resultan aportantes de las retenciones (productores agrícolas que mantienen su disconformidad con las políticas públicas en la materia) y también en relación al avasallamiento del federalismo fiscal que provoca esta distorsión tributaria en desmedro de los ingresos de las provincias y sus municipios.

2. Las obras a ser financiadas con los fondos recibidos, que el Ejecutivo Municipal y su mayoría en el Concejo Deliberante han determinado: 40% para caminos rurales, 40% para repavimentación y 20% para obras de extensión de redes de gas. Lamentamos que no se acepte destinar recursos a cuestiones claves como la vivienda y la infraestructura hospitalaria y educativa. Justamente en estos días de pandemias, enfermedades vinculadas a la pobreza, y falta de prevención, educación e inversión pública.

3. Estos nuevos recursos que llegarán permanentemente mientras dure el sistema de retenciones a la soja eran una buena oportunidad para fomentar la participación ciudadana, la consulta a organizaciones sociales, sindicales y empresariales en busca de consensos básicos de cara al Tandil del futuro. Nada de esto se hizo. También lamentamos la falta de consulta al Consejo Asesor Agropecuario, creado precisamente para asesorar orgánicamente al municipio en estas materias: seguramente los productores agropecuarios tandilenses tenían algo para decir al respecto.

"Hechos no palabras" se dijo hace mucho tiempo y se escuchó recientemente en el recinto deliberativo en acalorado debate. La búsqueda de consensos, la transparencia del quehacer público, la inversión pública como mecanismo de transformación social y la necesidad de implementar mecanismos de participación ciudadana deben efectivizarse en la realidad, no solo en los discursos.

Otra vez Tandil se priva de transformar en algo la realidad, por lo menos en lo que nos toca. Consenso, participación y transformación social son nuestros objetivos. Pese a todo no debemos dejar de luchar por conseguirlos. Por eso nos votaron y por eso actuamos en consecuencia.

Siempre es mejor hacer que decir.

CARLOS ANDRES MANSILLA

Concejal Serrano – Unión Peronista

Comentá la nota