Mansilla defendió los nombramientos políticos en la Cámara

El vicegobernador interino, ayer al frente del Ejecutivo, Sergio Mansilla, defendió el hecho de que una de sus hijas gane más de 3.500 pesos como contratada en la Cámara, al tiempo que reiteró que el Estado "no está en condiciones financieras para otorgar un aumento" salarial al personal de la sanidad. Durante la "marcha blanca" que protagonizaron el miércoles, los médicos, mediante una pancarta, mostraron una boleta de sueldo de una hija de Mansilla, quien es empleada temporaria en la Legislatura, con un ingreso total de 3.573 pesos.
Al ser consultado al respecto, el legislador alperovista se defendió: "Es una situación personal. Yo no la nombré, quiero aclarar que mi hija está nombrada desde que yo empecé en la Cámara legislativa, una persona de mi confianza, quien maneja la parte social. Evidentemente es un tema personal que no debería entrar acá", se quejó.

Además, aseguró que "la responsabilidad entre una persona temporaria en la Legislatura, allegada a los políticos con decisión, y un médico que trabaja en el sector público no es la misma. Es una situación particular y del momento, las personas que entran conmigo a la Cámara se van conmigo, no es la situación de los médicos que entran al Estado ó en cualquier otra repartición", acotó.

Cuando se le preguntó si está bien que un legislador gane más que un profesional de la salud, dijo: "Un legislador gana 8 a 10 mil pesos por mes, pero veamos la responsabilidad que tiene cada uno. Seguramente la de los médicos en su ámbito es muy importante y le vamos a prestar la atención que se debe, pero de los tres poderes que hay en el Estado, la Legislatura es el más importante de la democracia, creo que cumple un rol social importante".

Comentá la nota