Manos a la obra

Un grupo de internos del penal III se ofreció para reparar el techo del pabellón general, que tenía serias

falencias, y tras una semana de trabajo lograron su objetivo. Ahora repararán la instalación eléctrica,

calefacción y telefonía. El jefe del Penal, comisario Marcelo Ríos, destacó la tarea realizada y comentó que

las chapas eran de 1967. Explicó que fue por iniciativa de los internos y "para combatir el ocio", además

afirmó que "están en una etapa de prueba y afianzamiento". Fotos de Alejandra Bartoliche.

Un grupo de internos del Penal III terminó de refaccionar en forma integral el techo del pabellón general. "Eso nos permite iniciar trabajos del sistema de provisión de energía eléctrica, calefacción y telefonía interna", explicó el jefe del penal, comisario Marcelo Ríos.

Comentó que los internos se presentaron en forma voluntaria para trabajar en esto, "lo que permitió que los trabajos fueran en forma acelerada". De este modo, la refacción del techo va a permitir el mejoramiento de las condiciones de detención "en cuanto a que teníamos partes con muchas goteras y teníamos que estar sufriendo cada vez que llovía".

Ahora los internos, alrededor de 20, trabajarán en la pintura interna. Ríos explicó que fue iniciativa de ellos y para "combatir el ocio, están en una etapa de prueba y afianzamiento". Anteriormente habían trabajado en refacciones de cloacas y el sistema de gas.

Respecto al techo, dijo que las chapas eran de 1967, de fibrocemento y a través de la secretaría de servicios penitenciarios se consiguió la compra de chapas que insumió un gasto de 33 mil pesos.

Finalmente comentó que los vecinos plantearon por qué había tanta gente en el techo porque había además de los internos, custodia externa. Llevó una semana de trabajo.

Comentá la nota