Con 36% en manos del Estado el Citi subió e impulsó las bolsas

La acción subió casi 40 por ciento ayer tras semanas de derrumbe. Y provocó un alza generalizada. La Casa Blanca se convirtió la semana pasada en el mayor accionista individual del banco. A eso se atribuye el éxito de ayer del papel.
Una fuerte suba de las acciones del grupo bancario estadounidense Citigroup, en Nueva York, dio impulso a las bolsas mundiales, que tuvieron ayer su mejor día desde el inicio de año.

El banco, que venía muy golpeado por la crisis financiera local y global y debió ser socorrido por el Estado norteamericano, hoy el mayor socio accionario de la entidad, informó ayer que estaba teniendo su mejor trimestre desde 2007, alentando especulaciones sobre que lo peor de la crisis podría estar quedando atrás.

Mientras las acciones subían en todo el mundo, otros valores de refugio en esta crisis, como el oro los bonos del Tesoro, caían. El metal, a 895 dólares la onza.

La acción del Citi, que la semana pasada llegó a valer menos de un dólar en una caída dramática (costaba US$ 56 al comienzo de la crisis), ayer llegó a subir 38,10%.

La semana pasada, el grupo dueño del Citibank informó que tras una negociación con el gobierno emitiría acciones comunes a cambio de acciones preferentes de la entidad, lo que permitiría al Estado controlar hasta un 36% del capital social de Citi sin realizar ninguna inversión adicional. Fue luego de reconocer que había perdido US$ 27.700 millones en el cuarto trimestre, 48% más que lo anunciado en la publicación de sus cuentas anuales.

Ayer directivos del banco reconocieron que el éxito de los números fue resultado de esa intervención.

El suceso impulsó a otros bancos como JPMorgan-Chase, que subió 22,6%, al Bank of America, que hizo lo propio con 27,7% o a empresas industriales como General Electrict, que terminó 19,7% arriba.

El Dow Jones (donde todos los 30 papeles industriales subieron) al cabo terminó la rueda en 6946,29 puntos, 5,8% más que el lunes. Más todavía ganaron otros índices de Nueva York como los del panel electrónico Nasdaq o el de Sandards & Poor's.

Y otras bolsas acompañaron, con las mejores notas del año. Por ejemplo, Londres subió 4,9%; Francfurt, 5,3%; Madrid 4,9%, San Pablo 5,6% y en Buenos Aires el índice Merval recuperó 5,4%. Antes, Asia había subido levemente en Hong Kong y Singapur pero perdido en el resto.

Todo lo desató una nota del jefe ejecutivo del Citi, Vikram Pandit, quien escribió en un memorandum interno que el banco, que había reportado cinco trimestres seguidos con pérdidas, había tenido ganancias en los primeros dos meses de 2009.

"Si esto no es un piso, estamos bastante cerca", dijo, optimista sobre los mercados mundiales y Wall Street en particular, el operador Michael Binger, del fondo de inversiones Thrivent Asset Management, de Minneapolis, que tiene una cartera de US$ 60.000 millones de dólares entre todos sus clientes.

"Es hora de volver a poner dinero en acciones. Están baratas y los planes de estímulo en todo el mundo ayudarán a levantar las ganancias", dijo.

Algunos comentaristas coincidieron y señalaron a empresas hitech, como Google, IBM, Hewlett Packard o Research in Motion (fabricante de BlackBerry), como candidatas a subir de valor.

No todos coinciden, sin embargo. Ayer el FMI dio un sombrío pronóstico sobre la economía mundial y hubo otras noticias negativas sobre el curso de la crisis (Ver Pág. 20 y 21).

Y aun en los interesados en el negocio bursátil hubo gente más cauta. "Uno debe ser un poco sospechoso sobre lo que dicen algunos grandes financistas, porque han dicho otras cosas en el pasado que no se cumplieron", señaló por ejemplo Randy Frederick, director de derivados en Charles Schwab & Co., de Austin, Texas.

A su turno, Kurt Karl, economista principal en EE.UU. en la firma Suiss Re, sostuvo: "Para tener una racha sostenida, debemos tener un cambio en el estado de ánimo del mercado. Un día no va a marcar una tendencia." Pero en las bolsas tuvieron su mejor día de este año espantoso para las inversiones, en la que el Dow Jones había bajado a niveles de 12 años atrás, pero ayer mostró un rostro mejor.

Comentá la nota