De la mano de Néstor, Rudy Ulloa reagrupa la tropa K en Santa Cruz

Tras el paso secreto del ex presidente por Río Gallegos esta semana, el ex chofer presidencial y empresario se afincó en la ciudad para intentar reordenar al PJ provincial, tras la derrota del 28 de junio ante el Acuerdo Cívico y Social.
El ex presidente Néstor Kirchner visitó en forma sorpresiva Río Gallegos, su patria chica, para reagrupar los restos del PJ de Santa Cruz tras la derrota del 28 de junio. A falta de conducción local, el ex chofer K Rudy Ulloa Igor sentó sus bases nuevamente en Río Gallegos, según informó el portal de noticias OpiSantaCruz.

Así es, la llegada subrepticia de Néstor Kirchner a esta capital el lunes a la madrugada, tenía el signo de rearmar el Frente para la Victoria local para que Néstor pueda replegarse en caso de necesitarlo.

El ex presidente estuvo en la capital provincial hasta el miércoles a las 09:30. Luego, se tomó el avión oficial Tango 10 que vino desde El Calafate y desde aquí trasladó el flamante diputado bonaerense a Capital Federal.

Previo a su partida y durante los dos días y medio que estuvo en la ciudad, recibió amigos, empresarios y partidarios políticos en el Hotel Patagonia donde cenó y también mantuvo algunos contactos fuera del hotel, como la cena íntima del día martes, junto a un par de amigos en la casa de su hijo Máximo.

Un detalle que llamó la atención el lunes de esta semana, fue la aparición, después de una larga ausencia, del ex chofer de Kirchner y su esposa en las instalaciones del diario El Periódico.Sucede que Ulloa se ha vuelto a afincar en su anhelada Río Gallegos para reagrupar a los pingüinos.

Una de las primeras medidas que puso en marcha el aparato K provincial fue convocar a una reunión del PJ. Así, intentarán con una marcha asegurar la concreción de una sesión extraordinaria de la Legislatura con el fin de aprobar un endeudamiento con el Banco Nación que giró el Ejecutivo a Diputados y que se tratará sobre tablas.

Entonces, buscarán desalentar a los integrantes de la Multisectorial, formada por gremios y oposición, de impedir la sesión como ocurrió en el último llamado, cuando el Gobierno de Daniel Peralta pretendió que se aprobara el Fideicomiso el cual no fue tratado porque 8 legisladores del oficialismo no pudieron ingresar al recinto

Comentá la nota