La mano del Estado no implica solución urgente

La decisión política del gobernador Gildo Insfrán de intervenir a la empresa EDEFOR no traerá aparejado soluciones inmediatas en el servicio atento a que la desinversión de años por parte del grupo Taselli llevará tiempo revertirla.

No es menor el hecho político-jurídico de intervenir a la empresa de energía ya que así como estaba funcionando EDEFOR era lógico que terminara con una situación como la ahora iniciada.

Cacerolazos

La apuesta es fuerte por parte del gobierno, pero tiene como justificativo los reclamos que se venían realizando desde los clientes sin luz de la empresa. En la noche del miércoles se llegaron a escuchar cacerolazos en el centro de Formosa cuando el corte de luz se extendía pasadas las 23:30 Hs. En Internet el foro "Odio a Edefor" creció de a cientos por días, incluso se venía el pedido de miles de firmantes de una nota dirigida al propio Insfrán.

Solución en el tiempo

Rápido de reflejos Insfrán, decidió la intervención –en realidad el sábado pasado hubo en oficinas del ministro Jorge Ibáñez una reunión clave sobre el futuro de la empresa- y ahora quedará por ver cómo administran el caos en el servicio.

La solución no será ya, rápida e inmediata, de eso hay que tener conciencia y eso deberán explicar muy bien los voceros oficiales atento a esta nueva situación, ya que ahora la responsabilidad funcional de la firma eléctrica está en manos del Estado, es decir de todos los formoseños.

Comentá la nota