De la mano de Cirigliano vuelven al país los micros y camiones Leyland

De la mano de Cirigliano vuelven al país los micros y camiones Leyland
El empresario Claudio Cirigliano selló una sociedad con un holding de la nación asiática propietario de la mítica fabricante de vehículos nacida en Gran Bretaña
De la mano del empresario Claudio Cirigliano, los míticos camiones y micros Leyland volverán a recorrer las rutas argentinas después de casi seis décadas de ausencia. Se trata de una marca emblemática, nacida en Gran Bretaña en 1896 que llegó al país durante los años ‘30 en plena etapa de crecimiento del ómnibus como sucesor del tranvía, hecho que terminó por ocurrir 30 años después.

Ahora, la empresa Tecnología Avanzada del Transporte (Tatsa), propiedad de Cirigliano y dedicada a fabricar colectivos, firmó un acuerdo con el grupo indio Ashok Leyland para producir micros en el país asiático y camiones en Argentina.

Cirigliano, quien también está al frente de TBA, (concesionaria del servicio de las ex líneas ferroviarias Sarmiento y Mitre), cerró este convenio ayer en India, en el marco de la visita oficial que la presidenta Cristina Fernández lleva a cabo por esa nación asiática junto a un grupo de empresarios locales.

Ambos grupos invertirán u$s 24 millones para poner en marcha el acuerdo, y la iniciativa prevé que Tatsa transfiera diseños de chasis y carrocerías de micros a Ashok Leyland que, a su vez, hará lo propio con el diseño de camiones de 12 toneladas que se fabricarán tanto para el mercado local como para el resto de América latina, con un 65% de autopartes nacionales.

Según un cable de la agencia Télam, el acuerdo fue alcanzado en un encuentro del que participó el ministro de Planificación, Julio De Vido, durante la ronda de negocios enmarcada en la visita presidencial.

Ashok Leyland es hoy uno de los principales fabricantes de vehículos de India con más de 85.000 unidades al año. Y es, además la sucesora de la marca británica que inundó las calles porteñas de los primeros colectivos que rodaron por el país.

En 1937 había medio centenar de Leyland en Buenos Aires, donde eran mayoría las marcas norteamericanas.

Durante los siguientes 20 años la compañía continuó expandiéndose y ampliando su oferta al mercado de camiones, donde también ocupó una importante posición en el mercado local.

De hecho, en los años 50 Leyland inundó a Buenos Aires con sus micros y camiones superando en presencia a grandes grupos norteamericanos como General Motors.

Los modelos que pasearon por el país fueron Tiger, Lion, Lioness, Titan y Cometá. Su gran salto en el país ocurrió en 1951, cuando el gobierno de Juan Perón cerró un contrato con la firma inglesa para la compra de 750 ómnibus modelos Olympic y Royal Tiger, de los cuales 600 estaban destinados a Transportes de Buenos Aires (TBA), empresa que casualmente hoy controla el grupo Cirigliano.

Luego de esos años de apogeo, Leyland comenzó un período negro que culminó a fines de los años ‘80, cuando los micros de la marca inglesa dejaron de funcionar. En esos años también los camiones Leyland fueron perdiendo mercado. Ahora, Cirigliano promete reflotar la marca.

Comentá la nota