Manifestantes levantan el corte de la Ruta 40

El reclamo que mantenían subsidiados del Municipio de Mariano Moreno sobre la Ruta Nacional 40 en Covunco Pavia fue trasladado al predio municipal de esa localidad con medidas de acampe en las instalaciones.
Así lo aseguraron los dirigentes gremiales de ATE y CTA luego de concluir la mesa de negociación que se extendió por el término de seis horas y de la que participaron representantes del gobierno provincial y el intendente municipal Juan Carlos Valenzuela.

Se acordó firmar un acta en la que el gobierno provincial se compromete a efectivizar a partir del lunes el pago del mes adeudado a los 120 subsidiados. Y a partir del miércoles, el Ejecutivo municipal cumplirá con los reclamos del pago a la ART, a las mutuales y la entrega de recibos de sueldos adeudados a los trabajadores de planta.

En tanto, los trabajadores de Mariano Moreno se comprometieron a levantar los piquetes de rutas, a garantizar el ingreso a las instalaciones municipales del intendente, funcionarios y trabajadores y presentaron una contrapropuesta.

La mesa pasó a un cuarto intermedio luego de la contrapropuesta presentada por el gremio en la tarde de ayer, que consistió en el blanqueo de los 120 subsidiados que hoy cobran 300 pesos.

Quieren que los precarizados con siete años de antigüedad o más sean contratados como monotributistas por 1.200 pesos mensuales, obra social y jubilación; mientras que para quienes tengan entre cuatro y siete años pretenden un salario de 990 pesos con los mismos beneficios; y finalmente, para aquellos que posean una antigüedad menor a los cuatro años, se prevé que cobren 760 pesos más jubilación y obra social.

Además, la dirigencia gremial propuso que mientras el gobierno garantiza la reubicación de los precarizados, debería contenerlos y efectivizar el pago propuesto. Así lo aseguraron los dirigentes gremiales de ATE y CTA.

Al respecto, el dirigente Jorge Urrutia manifestó que la medida de fuerza continuará hasta la próxima reunión con el gobierno provincial cuando contesten la contrapropuesta elevada ayer y rechazó de plano que haya un tinte político partidario en los reclamos.

"Este es un conflicto netamente gremial y laboral. No es político como lo quieren mostrar", aseguró Urrutia.

Comentá la nota