Manifestaciones y pintadas en repudio al desalojo de la plaza

Con un gran despliegue de manifestantes, la recorrida piquetera de una docena de movimientos comenzó en fiscalías y continuó a Casa de Gobierno.

Después del desalojo del campamento que sostuvieron durante más de dos meses, los movimientos sociales se manifestaron ayer en fiscalías y en Casa de Gobierno, calificando al gobernador Jorge Capitanich y al ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini, de «represores».

Con un gran despliegue de manifestantes el Polo Obrero, Cuba MTR, Movimiento General San Martín, MTR 17 de Julio, MCC, Vecinos Autoconvocados, MIJD, Asociación de Radios Independientes, entre otros, repudiaron el operativo policial y las políticas de gobierno.

En las escalinatas de fiscalías cada dirigente pronunció su discurso, en el que no faltaron insultos.

«Esta política represiva comenzó la semana pasada con la detención de 30 remiseros, siguió cuando más de 300 policías con perros y caballos nos sacaron de la ruta 11, y ahora con el violento desalojo de la plaza», resaltó la dirigente Teresa Rodríguez. «Esta política es la que trajo Capitanich de Nueva York, la que acordó con empresarios, la de reprimir a los pobres, para tentar a los inversionistas», agregaron.

en dos

Mientras que la sociedad se divide entre los que repudiaron los hechos y entre los que lo apoyan y lo avalan, los manifestantes comenzaron la jornada de protesta con los escraches que consistieron en pintadas en la Casa por la Memoria, ya que aseguraron que durante el operativo cerraron las puertas y no permitieron el ingreso de mujeres y niños del MIJD que buscaban refugio. El responsable de la institución, Emilio Goya aseguró que durante el horario que ocurrió los hechos, el museo ya se encontraba cerrado y nadie solicitó el ingreso.

Al mismo tiempo, un grupo de militantes justicialistas brindaba apoyo al accionar del gobierno provincial por cumplir con el desalojo de la Plaza 25 de Mayo, en la explanada de Casa de Gobierno. Asimismo resaltaron que no están en contra de los acampantes, pero cuestionaron que se vulneren permanentemente los derechos de otras personas. Por esto opinaron que la solución es una mesa de diálogo.

En Casa de Gobierno un cordón policial sobre la esquina de Marcelo T. de Alvear y Mitre contuvo en el lugar a la manifestación de los movimientos sociales que reiteraron sus discursos en los cuales aseguraron que a «la represión responderán con más lucha».

Comentá la nota